La Xunta de Galicia espera para septiembre y en la ciudad de Ourense los primeros resultados del programa de viviendas vacías que desarrolla al amparo de un convenio con la federación gallega de municipios y provincias (Fegamp). Este acuerdo fue autorizado por el Consello en abril y ambas partes lo firmaron en mayo.

Al respecto, en rueda de prensa este jueves en Ribeira (A Coruña), la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, ha afirmado que el ayuntamiento a cuyo frente está el popular Jesús Vázquez fue el primero de las grandes ciudades en adherirse al programa, y ya "está movilizando viviendas", vacías, para su uso social.

"Espero que en septiembre las primeras familias puedan beneficiarse ya de este programa", ha dicho, sobre una iniciativa de la que ha destacado que el Gobierno gallego lleva "más de un año trabajando" en ella, por los trámites previos que hubo que realizar.

En el marco de la firma de los respectivos acuerdos con Ribeira, Porto do Son y Rianxo, preguntada por los consistorios de Ferrol, A Coruña y Santiago, gobernados por las 'mareas', ha reiterado su "sorpresa" ante el hecho de que no se unan, ya que son "grupos políticos que hicieron bandera electoral sobre este asunto en materia de vivienda".

AYUNTAMIENTOS DE LAS 'MAREAS'

En concreto, sobre A Coruña -cuyo alcalde es Xulio Ferreiro, de la Marea Atlántica- y sobre Ferrol -donde el regidor es Jorge Suárez, de Ferrol en Común-, ha lamentado que "realmente no apoyen este programa".

Mientras, sobre la capital gallega -gobernada por Compostela Aberta, con Martiño Noriega al frente-, ha reconocido que "hace meses trasladó que sí que se iba a adherir", pero le ha acusado de "ignorar de forma reiterada los llamamientos de la Xunta para firmar cuanto antes, ya, este convenio".

"Santiago, si quiere colaborar de forma efectiva en la lucha contra los desahucios, no debería seguir esquivando la firma de este acuerdo, y si quiere mostrar preocupación, que firme cuanto antes y vaya más allá de las palabras", ha aseverado la titular del departamento autonómico.

En este sentido, ha reivindicado que el programa constituye "una oportunidad para que los ayuntamientos se sumen de forma efectiva a la lucha contra los desahucios, sin realizar inversiones y poniendo a disposición de las familias los recursos necesarios, con las garantías que ofrece la Xunta".

Además, al margen de estas tres ciudades, ha valorado que el programa de viviendas vacías en la comunidad "no para de crecer", con 18 adhesiones ya formalizadas y una "muy buena acogida" entre "diferentes ayuntamientos de diferentes colores políticos". En este extremo, Vázquez ha citado el caso de Gondomar y Ponteareas, cuyos alcaldes "felicitaron públicamente a la Xunta" recientemente.

En esta línea, ha ahondado en el llamamiento para que "cuanto antes" se rubriquen los acuerdos, porque, a su juicio, "hace tiempo que deberían estar firmados" en algunos casos como el de Compostela. "Si necesitan alguna explicación más, estamos dispuestos a hacer aclaraciones como estamos haciendo con todos los ayuntamientos con reuniones técnicas, explicando cada una de las ventajas", ha apostillado.

A POBRA Y BOIRO

Por otra parte, cuestionada por si A Pobra y Boiro, ayuntamientos de la comarca, se integrarán en la iniciativa, la conselleira ha indicado que "mostraron interés pero no están en condiciones de firmar los convenios", ya que "si no, estarían hoy aquí".

"Seguramente", ha apuntado, se debe a que les falta "alguna tramitación administrativa", y ha comentado que cree que no lo aprobaron en pleno. "Sí que tengo constancia, por la última reunión que tuvimos en Ribeira, de que el alcalde de A Pobra trasladó su interés, pero a día de hoy no estamos en condiciones por trámites del ayuntamiento", ha incidido.

RIBEIRA, PORTO DO SON Y RIANXO

En el escenario de la firma de los convenios con Ribeira, Porto do Son y Rianxo, la responsable de Infraestruturas ha resaltado que "supone la puesta en marcha efectiva del programa de viviendas vacías", con un acuerdo "fruto del interés de los tres ayuntamientos y de la Xunta de facilitar el acceso a una vivienda a familias con más dificultades". Significará, ha dicho, "pasar de un conjunto viviendas desocupadas a una bolsa de viviendas sociales".

Sobre el programa, ha recordado que las viviendas tendrán un precio "máximo" en función de sus características, y que serán compatibles con "cualquier otra ayuda social", como, por ejemplo, el bono de alquiler implantado por el Ejecutivo autonómico.

Las viviendas estarán "doblemente aseguradas por la Xunta", que ofrece garantías con un seguro multirriesgo del hogar, otro de garantía de cobro y asistencia jurídica. "Blindamos tanto al propietario, que también es una familia, como al inquilino, que es otra familia", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.