Esta detención se ha producido después de que el pasado 2 de agosto se recibiera una denuncia en la que un hombre manifestaba haber sufrido una estafa al haber sido utilizada de forma fraudulenta su tarjeta bancaria.

El denunciante alegaba que le habían cargado en su cuenta 31 cobros, 30 de ellos para realizar compras en una conocida aplicación de comida a domicilio, según ha detallado la Policía Nacional, que ha apuntado que estas compras ascendían a un total a 440 euros.

La investigación policial iniciada a partir de esta denuncia permitió a los agentes averiguar que todos los pedidos habían sido entregados en un domicilio de la Casalduch y en un establecimiento comercial de la calle Benassal de Castellón.

Tras identificar al ahora detenido como el autor de las compras on-line, la Policía Nacional comprobó que era un cliente de la empresa de la víctima y determinó que por esta circunstancia podría haberse hecho con la información y numeración de la tarjeta que utilizaba para cargar sus compras.

El detenido, presunto autor de un delito de estafa, había sido investigado ya en el mes de marzo tras estafar 100 euros a su propio hermano con el mismo modus operandi, ha destacado la Policía Nacional.

Consulta aquí más noticias de Castellón.