Así lo ha comunicado a Europa Press la portavoz de la plataforma, Carlota Pérez, que ha trasladado que el cabeza de familia fue detenido este miércoles para notificarle que se les acusaba a él y su mujer de un delito de usurpación -delito que él desconocía lo que era- y que tenía 48 horas para desalojar la vivienda, tras lo que fue puesto en libertad.

La familia puso entonces los hechos en conocimiento de responsables de la PAH, con los que quedó para ir este jueves a los juzgados para presentar los recibos. No obstante, Pérez ha señalado que no pudieron reunirse porque a primera hora de este jueves la policía ya se presentó en el apartamento, tiró "la puerta abajo con un ariete" y se llevó a los cuatro familiares detenidos y sus perros a la perrera.

Según ha dicho, los miembros de la familia al ver que llegaba la Policía "no entendían nada y, muertos de miedo, taparon la puerta con un sofá". Por ello, ahora se les acusa a todos también de un delito de resistencia a la autoridad y, a mayores, al padre y al hijo de atentado contra la autoridad porque los agentes "dicen que les tiraron algo".

Pérez ha remarcado que es "curioso que siendo agosto y con los juzgados prácticamente de vacaciones, se hace una actuación que en Vigo nunca se ha visto, tan violenta", y de hecho ha aseverado que "los cuatro tienen lesiones, marcas", y que a la madre aunque le dio un ataque de ansiedad no llegaron a ingresarla en el hospital.

"NO" ES UN DELITO PENAL

La portavoz ha insistido en que la familia tenía con el propietario "un contrato verbal válido" desde el pasado mes de diciembre, había pagado la fianza y, aunque debía "alguno" de los meses de alquiler, conserva recibos del pago de otros. Por tanto, ha remarcado que "en todo caso sería un delito civil, porque deben algún mes, pero no uno penal".

"La diferencia es que si el dueño -del que ha dicho que es "un gran tenedor de viviendas"- denuncia por usurpación, le sale mucho más barato y a los pocos días los inquilinos están en la calle", mientras que por la vía civil tiene que contratar abogado y procurador, el proceso "es más largo" y habría habido "más tiempo" para que la plataforma y la Xunta ayudase a la familia.

"Se los ha sacado de encima", pero "es una denuncia falsa porque tienen recibos que desde diciembre han pagado", ha reiterado Pérez, que ha señalado que fruto del desalojo, cuando salgan en libertad "no tienen adonde ir" ni sus cosas, ya que "se fueron con lo puesto". Ante todo ello, se ha convocado una concentración en apoyo de la familia este viernes a las 11,00 horas en los juzgados.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.