Siberia
Siberia Gonzoo

 Un total de 86 personas, entre ellas 51 niños, han sido ingresados en un hospital del distrito autónomo de Yamalia-Nenetsia, en la región rusa de Siberia del Oeste, donde están en observación tras haberse visto afectados por un inusual brote de ántrax, según ha indicado la portavoz del distrito, Nadezda Noskova, a la agencia rusa de noticias RIA Novosti este martes. 

El martes, un niño de 12 años murió tras ser diagnosticado de esta infección en la península de Yamalia. Según las autoridades del distrito, el pequeño estaba entre las nueve personas que han dado positivo en la prueba por ántrax.

"Hay 86 pacientes en cuarentena (...) y 51 de ellos son niños, por lo que hemos decidido admitir en primer lugar a los menores en el hospital", ha indicado Noskova. "También hay cuatro pacientes, dos de ellos niños, en el departamento de enfermedades infecciosas de Yar-Sale", ha añadido.

Hemos decidido admitir en primer lugar a los menores en el hospital. Según la portavoz, el tratamiento y observación de todos los afectados aún está en marcha. La semana pasada, se conoció la muerte de centenares de renos en la zona, provocada por ántrax. Los expertos sostienen que una anómala alta temperatura en la zona provocó que la bacteria, latente bajo el suelo, se activara.

El ántrax es una infección provocada por una bacteria 'Bacillus anthracis' y, en la mayor parte de sus formas, puede ser letal si se inhala. Algunas formas de la enfermedad responden bien al tratamiento con antibióticos y con vacunas.