Cena en Naciones Unidas para clausurar la Reunión de Alto Nivel sobre Cambio Climático. El presidente Bush se cruza con Zapatero y le dice en el español paupérrimo que se ha oído en tantas ocasiones: "Hola, ¿cómo está?". Zapatero responde "muy bien" y Bush cierra la micro-conversación con un "good to see you again" (me alegra verle de nuevo), ante la cara estupefacta del presidente que sólo acierta a mover la cabeza de arriba abajo, sonriendo y diciendo "uhum, uhum" .

Pregunta en inglés: "¿Puede contarnos cómo han ido las conversaciones?" Respuesta de Zapatero: "Zenkiu"

Los españoles hemos estado históricamente 'peleados' con los idiomas, pero hace tiempo que el inglés es requerido en cualquier ámbito profesional y cada vez es mayor el número de españoles que dominan al menos una lengua extranjera.

Sin embargo, los políticos siguen a su ritmo. El ex presidente José María Aznar, que tuvo ocho años para aprender, decidió estudiar inglés cuando ya no estaba al frente del país y empezó a trabajar para el magnate Rupert Murdoch , a dar clases en Georgetown y a cobrar 35.000 dólares por conferencia ..

Eso sí, una vez lanzado ha abandonado el acento tex.-mex e incluso se atreve con los discursos en italiano .

Ni en inglés ni en francés

Zapatero ha tenido ya más de un problema con este tema. El 3 de marzo de 2005, Zapatero defendió los beneficios de la Constitución Europea en la Asamblea del país que gobernó Napoleón con una entonación no muy francesa.

En diciembre de 2005, el presidente estaba en Downing Street en una reunión con Tony Blair.

En la rueda de prensa posterior, una periodista le dijo en inglés "¿Puede contarnos cómo han ido las conversaciones" "Zenkiu" respondió Zapatero sin asomo de rubor.

Y esto por no hablar del esperpento que es oír a Franco en algo que desde el Régimen se aseguraban que era inglés.