La legislatura apura sus últimos meses y la ley de Memoria Histórica , uno de los emblemas del Gobierno, se encuentra en punto muerto. Pero no es la única ley que se encuentra en esta situación. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en entrevista con el diario El País del domingo, reconoció que el Gobierno necesita tiempo para unas 30 leyes que aún esperan la aprobación parlamentaria.

Si al final no hay ley será responsabilidad del Gobierno que quiere rebajas inaceptables

El Gobierno ha iniciado una última ofensiva , ante la oposición del PP y la incredulidad y las peticiones de asociaciones y partidarios.

En este sentido coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, acusó ayer al Gobierno de querer hacer "rebajas" al preacuerdo alcanzado en mayo entre el PSOE e IU-ICV para desbloquear la tramitación de la ley.

Por ello, Llamazares aseguró que el proyecto está "en dificultades" y advirtió de que si finalmente no hay ley será "responsabilidad del Gobierno porque quiere imponer rebajas inaceptables".

ERC no apoya

El Gobierno intenta recabar apoyos para sacar adelante el proyecto de ley de Memoria Histórica en una negociación en la que ERC está "descartada", al no aceptar el Ejecutivo sus exigencias, mientras que IU advierte de que está "encallada" y de las "dificultades" para que cuente con sus votos.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Santiago Macías, indicó hoy que no cree que en esta legislatura se apruebe finalmente la Ley de la Memoria Histórica.

En este sentido, CiU y PNV ya han avisado al Ejecutivo de que no darán su apoyo a la ley si no se lleva a cabo una revisión jurídica de las condenas dictadas nada más terminar la guerra civil.