O titular do Goberno galego, Alberto Núñez Feijóo, presidirá unha reunión extrao
O titular do Goberno galego, Alberto Núñez Feijóo, presidirá unha reunión extrao XUNTA/CONCHI PAZ

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que este mismo lunes firmará el decreto de disolución de la Cámara y de convocatoria de elecciones autonómicas en Galicia, que finalmente se celebrarán el próximo 25 de septiembre coincidiendo con las vascas, al igual que ocurrió en 2009 y 2012.

En rueda de prensa después de una reunión extraordinaria del Consello de la Xunta, Feijóo ha justificado su decisión de que los comicios tengan lugar en esa fecha en la necesidad de evitar la "inestabilidad" que provoca la sucesión de procesos electorales, máxime con la situación política que vive España.

"Si uno pide seriedad y responsabilidad, y tiene el objetivo de aportar estabilidad a su país, lo consecuente es que las elecciones se hagan coincidir con las elecciones en Euskadi", ha argumentado.

Es por ello que ha descartado convocar a los gallegos a las urnas "unos días más tarde" de que voten los vascos tan solo por mantener su pretensión inicial de que la cita electoral se celebrase a lo largo del mes de octubre, al igual que ocurrió en el año 2012.

"No sería serio por mi parte convocar una semana o algunos días más tarde (...) sólo por salirme con la mía de que fueran en octubre o de que, dado que dije en octubre, que fuesen en octubre", ha razonado, desde el convencimiento de que "no sería positivo para Galicia ni para el conjunto de España".

"SERIEDAD Y RESPONSABILIDAD"

En la misma línea, Feijóo ha acudido al "bloqueo" político que atraviesa España para reforzar su decisión de optar por el último domingo de septiembre para llamar a votar.

"Yo fui el primero que, de forma reiterada, pidió responsabilidad a todos los políticos con competencias en la gobernabilidad del país", ha reivindicado, antes de recalcar que "esa misma seriedad y responsabilidad" que reclama le lleva ahora a hacer suya la fecha elegida por el lehendakari.

Sobre todo, ha profundizado en el mensaje de la "estabilidad", cuando el gobierno que él encabeza trabajó a lo largo de esta legislatura para "garantizar la estabilidad política e institucional de Galicia".

Dicho esto, anticipándose a la "sensación de hastío" que pueden tener los ciudadanos por "tener que acudir a votar por tercera vez en nueve meses", Feijóo ha explicado que esta convocatoria obedece al "vencimiento de la legislatura". "Galicia fue una comunidad estable que mantuvo su calendario", ha enfatizado.

"NECESITO EL MANDATO DE LOS GALLEGOS"

Al hilo de ello, preguntado al respecto, ha señalado que "lo lógico" sería que el gobierno de España se constituya antes que el gallego, pero ha subrayado que él trabajará "para que haya gobierno en Galicia y que se empiece a diseñar el 26 de septiembre".

"Pero para eso necesito el mandato de los gallegos", ha apostillado, antes de anunciar que no se agotará el plazo de 30 días para constituir el Parlamento tras las elecciones sino que la Cámara estará operativa desde el 21 de octubre. Y, de contar con la mayoría suficiente, ha agregado, tratará de aprobar los presupuestos con celeridad para que entren en vigor a principios del año siguiente.

¿VENTAJA SOBRE LA OPOSICIÓN?

A renglón seguido, ha negado que convocar las elecciones el último fin de semana de septiembre y no en el mes de octubre le confiera alguna ventaja sobre el resto de fuerzas, a la vista de que, por ejemplo, Ciudadanos y las mareas todavía no han designado a su candidato a la Presidencia.

"No creo que el problema de algunos partidos sea una semana antes o después. En mi opinión, el problema es mucho más profundo: tiene que ver con la falta de proyecto", ha opinado, tras incidir en que la incógnita sobre un posible adelanto -para coincidir con las generales- ya estaba despejada y, por tanto, los comicios serían "en otoño".

"PENSANDO EN GALICIA"

La tónica de que las elecciones vascas y gallegas se celebren simultáneamente comenzó en 2009, cuando el entonces lehendakari Juan José Ibarretxe decidió asumir la fecha seleccionada por el expresidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño para votar el nuevo Parlamento: el 1 de marzo.

Ya en 2012, la ruptura del pacto PSOE-PP que situó a Patxi López en Ajuria Enea obligó al socialista a adelantar sus comicios a octubre. Entonces Feijóo consideró "razonable" evitar que hubiese "dos elecciones autonómicas en el plazo de 130 días" en dos territorios tan próximos.

En esta ocasión, si bien el presidente gallego había manifestado públicamente su preferencia por el mes de octubre, también ha decidido sumarse al calendario vasco aduciendo motivaciones similares.

"Dos elecciones distintas con diferencia de una semana o 15 días en menos de 500 kilómetros, desde el punto de vista de la estabilidad que reclamamos, creo que es contradictorio", ha reflexionado, antes de proclamar que tomó la decisión "pensando en Galicia y en la política".

En cuanto a la fecha, tras los contactos que ambos dirigentes mantuvieron para ver si de nuevo coincidían sus citas con las urnas, Feijóo ha respondido a los periodistas que no pidió "explicaciones" al actual lehendakari sobre los motivos que le llevaron a optar por el último domingo de septiembre.

Lo que sí ha destacado es "el plazo de tres o cuatro días" con el que contó desde el viernes, cuando Urkullu anunció la convocatoria electoral, para analizar si "interesaba o no" que ambas citas fuesen el mismo día.

RAJOY, INFORMADO DE LA FECHA

Finalmente, Feijóo ha dado cuenta a los periodistas de que ya comunicó su decisión al presidente del Parlamento, Miguel Santalices, así como al portavoz de su partido en la Cámara gallega, Pedro Puy, para que la transmitiese a sus homólogos en el resto de fuerzas.

También dio cuenta al lehendakari de que una vez más gallegos y vascos acudirán el mismo día a votar y, asimismo, informó al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

PLAZOS ELECTORALES

Así las cosas, con la decisión de Feijóo de que las elecciones al Parlamento gallego se celebren el 25 de septiembre, la campaña arrancará formalmente el día 9 de ese mes.

Antes, entre el 17 y el 22 de agosto, las distintas fuerzas habrán de presentar sus listas y, tras un plazo para la subsanación de errores, el día 29 serán proclamados los candidatos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.