Petronor
Petronor EUROPA PRESS

Según ha informado la compañía, ha retomado desde este mediodía "en gran medida la normalidad", después de este "intempestivo parón". De este modo, están ya en marcha la mayoría de las unidades, a excepción de una planta de generación de hidrógeno, que no afecta a la producción general de la refinería, y la Unidad de Reducción de Fuelóleo y unidades anexas, cuyo arranque se confía iniciar el próximo jueves.

Petronor ha explicado que, tras el "inexplicable desabastecimiento eléctrico" a primera hora de la mañana del viernes y "tan pronto como se activaron los protocolos de seguridad", se revisó "minuciosamente" la situación de todas las unidades afectadas.

Las instalaciones se pararon "súbitamente de forma nunca vista a lo largo de casi 50 años de historia, con la quema de gases resultantes a través de las tres antorchas de seguridad y las consiguientes humaredas negras".

"Sin minusvalorar para nada el alcance de las antorchas, lo cierto es que todos los sistemas de seguridad funcionaron a la perfección, sin que en ningún momento fuera necesario activar alarma alguna. Ni interior, por parte de Petronor, ni exterior, por parte de la Administración Pública competente", ha destacado.

Además, ha apuntado que, en todo momento, se ha venido monitorizando la calidad del aire, sin que "en ningún caso se hayan superado los límites establecidos por la Autorización Ambiental Integrada".

Durante todo el fin de semana, además del personal de turnos, han trabajado técnicos de las direcciones de Producción, Mantenimiento,

Ingeniería y Desarrollo y Seguridad y Medio Ambiente, con el apoyo del personal de contratas, con el objetivo de "retomar la actividad y volver a la producción".

Tanto el sábado como el domingo se fueron poniendo en marcha secuencialmente las distintas unidades, las dos unidades de Crudo, dos desulfuradoras de nafta, dos unidades de producción de gasolina, así como las unidades de Vacío, Visbreaker y FCC.

A ellas, se han sumado las de Alquilación, las dos de Cogeneración, una de producción de hidrógeno, cinco desulfuradoras (cuatro de gasóleos de automoción y una de gasóleo de alimentación al FCC) y cuatro plantas de recuperación de azufre, además de otras instalaciones relacionadas de menor entidad que quedaron igualmente desactivadas.

La dirección del Petronor ha lamentado "las molestias ocasionadas a raíz del corte eléctrico de Iberdrola" y ha expresado su agradecimiento al personal propio y de contratas por "el esfuerzo realizado durante todo el fin de semana para conseguir recuperar, en la medida de lo posible, la normalidad en la producción, a falta solo de la Unidad de Reducción de Fuelóleo, cuyo arranque está contemplado a partir del próximo jueves".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.