Así lo ha trasladado AUCG en una nota en que la que ha añadido que "el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Guardia Civil no muestran esa misma preocupación y nivel de exigencia respecto a sus vehículos", algo que ha comprobado la asociación en un estudio que ha realizado "sobre el estado del parque móvil de la Guardia Civil en la provincia", ya que "la Dirección General no facilita datos oficiales".

Los resultados obtenidos de este estudios son "bastante preocupantes" porque más de la mitad de los vehículos, según ha añadido, "superan los diez años de antigüedad, en algunos casos con creces, llegando incluso a los 20 años". De hecho, la edad media de todo el parque móvil es de "más de siete años, lo cual evidencia el envejecimiento del mismo".

A todo esto se le suma un "considerable exceso en el kilometraje, hasta el punto que la media es de más de 187.000 kilómetros recorridos", mientras que varios vehículos (de Pozoblanco, Almodóvar, Fuente Palmera, La Victoria y Seprona de Villanueva de Córdoba) "superan los 400.000". "El triste récord lo ostenta un furgón para el traslado de presos adjudicado a la Sección de Seguridad Penitenciaria, que acumula más de 470.000 kilómetros", según ha indicado AUGC.

La asociación ha explicado que "cada año se gastan cuantiosas cantidades de dinero en continuas reparaciones de vehículos que, por su antigüedad y kilometraje, están inoperativos la mayor parte del tiempo, lo cual supone un derroche para las arcas públicas que no redunda en un mejor servicio a la ciudadanía".

Otro dato "preocupante" detectado por AUGC en su análisis es que solo el 16 por ciento de los vehículos disponen de mampara de seguridad para trasladar detenidos en los asientos traseros, lo cual "no solo supone un riesgo para los agentes sino también para otros usuarios de las carreteras", ya que "los detenidos tienen libertad de movimientos sin nada que le impida molestar o agredir al agente que conduce el vehículo".

DISTRIBUCIÓN POCO ADECUADA

También se ha comprobado que la distribución del parque móvil existente "no es la más adecuada", porque en muchos puestos se necesitan vehículos todoterreno y no turismos, que no son útiles para prestar servicio en zonas rurales. "Resulta ilógico que en la zona de la Campiña haya más vehículos todoterreno que en la zona de la Sierra cordobesa, donde la orografía y demarcación hacen más necesario este tipo de vehículos".

Para concluir, AUGC ha señalado que en cuanto a las motocicletas adjudicadas a Seguridad Ciudadana y Seprona, "la antigüedad media es superior a 12 años, llegando varias de ellas a los 18 y a los 20 años, sobre todo las asignadas a las Patrullas de Protección de la Naturaleza de Rute y Baena".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.