El suceso se produjo poco antes de las 11.30 horas, cuando el 1-1-2 recibió la llamada de una persona comunicando que un niño había sido arrollado por un vehículo en el cruce de Boca Tauce con la carretera TF-38.

El SUC movilizó una ambulancia de soporte vital básico y el helicóptero medicalizado. El personal sanitario llevó a cabo la primera asistencia del menor, que presentaba una fractura abierta en la pierna de carácter grave.

Seguidamente, el pequeño fue evacuado en el helicóptero medicalizado directamente a la helisuperficie del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC), donde quedó ingresado.

Por su parte, la Guardia Civil realizó el atestado correspondiente tras el suceso y agentes del Parque Nacional del Teide colaboraron con los recursos sanitarios que actuaron en la zona.