Zapatero y Karzai
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (c), conversa con su homólogo de Afganistán, Hamid Karzai (d). Fernando Calvo / EFE

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha dado el pésame por la muerte de dos soldados de las tropas españolas en su país al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y le agradeció el esfuerzo y el "magnífico trabajo" que realizan los efectivos españoles.

Según informaron fuentes del Ejecutivo español, ambos mandatarios mantuvieron una conversación de cinco minutos en la sede de la ONU, donde Zapatero tuvo también ocasión de hablar con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, para expresarle sus condolencias ya que uno de los del contingente español fallecidos era de esta nacionalidad.

Zapatero expresó su más sentido pésame para los dos fallecidos y garantizó que la familia del soldado ecuatoriano tendrá "toda la ayuda necesaria de España".

Ambos mandatarios mantuvieron una conversación de cinco minutos

Karzai elogió el trabajo que realizan los soldados españoles en su país y declaró que forman, "el mejor Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT)" de Afganistán. Explicó también a Zapatero que la zona en la que se produjo el ataque se caracteriza por las actividades de narcotráfico.

El encuentro entre Zapatero y Karzai tuvo lugar después de la entrevista que mantuvieron a primera hora de la mañana el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y su homólogo afgano, Khurshid Kasuri.

Colaboración de las autoridades afganas

Moratinos pidió a Kasuri la colaboración de las autoridades afganas para lograr una "pronta investigación" del ataque, "identificar a los culpables" y llevarlos ante la Justicia.

Los soldados fallecidos, Germán Pérez Burgos, de Badajoz, y Estanley Mera Vera, de Guayaquil (Ecuador), perdieron la vida al explotar una mina al paso del vehículo blindado en el que viajaban en la zona de Farah.

En el debate abierto sobre la necesidad de reforzar la misión internacional y su seguridad, Zapatero reiteró hoy, al llegar a las Naciones Unidas, que no se prevé ampliar el número de efectivos españoles en la zona.