Casi tres días después del incendio en Hospital de Vall d'Hebrón , en Barcelona se han realizado dos transplantes de riñón, pese a no estar restablecido completamente el suministro eléctrico.

Confían en que los trabajos que se realizan para restablecer el funcionamiento de la central eléctrica dañada permitan normalizar en las próximas horas los servicios en los que aún no hay luz.

A pesar de todo no se espera recobrar la normalidad y poder ofrecer a todos los pacientes una atención plena hasta el martes, puesto que el suministro eléctrico depende de un total de 18 grupos electrógenos y el servicio de urgencias sigue derivando enfermos a otros centros hospitalarios.

Algunas áreas ya están en funcionamiento

Después de que en la noche del sábado fuera restablecido el suministro eléctrico en todas las plantas de hospitalización, los esfuerzos de los operarios se centran ahora en los servicios que todavía permanecen cerrados.

Estos servicios son, concretamente, una parte del área de radiología convencional, el resto de aparatos de diagnóstico por la imagen, radioterapia y los quirófanos del área general, según el comunicado ya funcionan algunos de ellos.

La completa normalidad en el funcionamiento del mayor hospital de toda Cataluña está aún lejos de conseguirse

Por lo que respecta a las unidades de atención a pacientes críticos -que incluyen la de Quemados y la de Lesionados Medulares, que son unidades de referencia para toda Cataluña-, así como el Banco de Sangre y Tejidos, laboratorios, farmacia y hospitalización de traumatología, siguen funcionando con normalidad aunque con breves interrupciones de suministro eléctrico que son resueltas en pocos minutos.

Durante la tarde y noche del sábado Urgencias de Vall d'Hebron atendió a un total de 72 pacientes, de los cuales 20 fueron dados de alta, 16 fueron trasladados al Hospital de Sant Rafel, 17 al de Sant Pau, 15 a los CAP de asistencia primaria, y 6 al Hospital Clínico.

El gabinete de crisis constituido tras el incendio de la central eléctrica sigue coordinando los trabajos para tratar de restablecer el normal funcionamiento del Hospital de Vall d'Hebron.

Este domingo al mediodía ha transmitido por escrito a los pacientes y sus familiares su agradecimiento por la colaboración y la comprensión demostrada los últimos días, un agradecimiento que la dirección ha hecho extensiva también a los profesionales del centro.

Dos incendios en menos de un año

Sufrió otro incendio a principios de año que le obligó a evacuar a 80 pacientes, se originó en una sala de ventilación en desuso, a causa de una chispa cuando unos operarios estaban realizando unos trabajos de soldadura. La extinción del fuego se consiguió rápidamente.

Fuentes hospitalarias consultadas por 20minutos.es afirman que el Plan de emergencias funciona a la perfección y que el hospital no incumple ninguna norma en cuestión de seguridad y prevención de incendios. Las causas de ambos siniestros no guardan ningún tipo de relación.