Además de esta decisión, el Ayuntamiento reitera su intención de transmitir a la ciudadanía un mensaje claro de "tolerancia cero" frente a este tipo de agresiones, ya sean de alta intensidad o de baja intensidad.

Al respecto, la institución insiste en la necesidad de denunciar este tipo de comportamientos y exhorta a la ciudadanía, como ya se hizo en el Bando de San Fermín, a seguir implicándose activamente para evitar este tipo de comportamientos, según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

El objetivo final, ha dicho, es erradicar este tipo de comportamientos en la ciudad y convertir a Pamplona en una ciudad referente a todos los niveles en la lucha contra esta lacra.

Al respecto, el Ayuntamiento seguirá poniendo en marcha todos los recursos con los que cuenta para evitar estas agresiones y, en el caso de que se produzcan, para garantizar el acompañamiento social para las víctimas, la atención que sea necesaria y el asesoramiento legal.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha recibido este domingo en una audiencia privada a los seis agentes, tres de Policía Municipal y tres de Policía Foral, que participaron en la operación que el día 7 culminó con la detención de los cinco presuntos autores de la agresión sexual.

El alcalde ha felicitado el buen hacer de los agentes y ha puesto en valor el alto grado de coordinación de ambos cuerpos, uno dependiente del Ayuntamiento de Pamplona y el otro dependiente del Gobierno de Navarra. El alcalde ha felicitado igualmente a ambas instituciones por la labor que se desarrolla para tratar evitar las agresiones sexistas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.