Los hechos ocurrieron en la tarde de este sábado, durante la celebración del denominado Toro del Cajón, cuando uno de los astados rompió una de las merinas y accedió a un callejón sin salida donde embistió a tres hombres, a los que provocó heridas de diversa consideración.

El más grave de todos ellos, J.L.B.B., de 66 años, recibió tres cornadas que le dejaron en estado crítico y aunque los facultativos y especialistas trataron de reanimarle, falleció mientras era trasladado al hospital de Salamanca.

El varón, natural de Fuentesaúco aunque residente en Salamanca, será enterrado esta tarde en el cementerio saucano, según ha explicado el alcalde del muicipio.

Respecto al resto de heridos, todos ellos cuñados, el segundo se encuentra ingresado en la capital salmantina, aunque fuera de peligro, y el tercero de ellos sufrió heridas superficiales.

El suceso se produjo el último día de las fiestas de La Visitación que se desarrollan desde principios de mes y que el día 2 dejaron otro herido grave, un joven de 29 años, al que un astado corneó durante un encierro nocturno.

Aquel día el herido, natural de Segovia y teniente del ejército en Colmenar Viejo (Madrid), se encontraba realizando fotos con el móvil al astado durante el festejo, momento en el que fue corneado en el abdomen, lo que le provocó una herida profunda y daños en el intestino.

Consulta aquí más noticias de Zamora.