Según ha informado este domingo la Policía Local, los agentes acudieron al domicilio de la zona de Cuatro Caminos a las 19,00 horas del viernes tras ser informados de un episodio de violencia entre madre e hija.

La madre, de 67 años, aseguró que su hija la había agredido con un palo, mientras que la otra detenida, una mujer de 37 años, se encontraba tirada en el suelo en un estado de nerviosismo, y también manifestó haber sido lesionada por su progenitora.

La policía trató de llamar a una ambulancia para tratar los golpes que ambas presentaban en los brazos y espalda, pero tras la negativa de ambas fueron detenidas y trasladadas a las dependencias policiales.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.