La mutua, elegida por el Servicio Murciano de Salud, pretende aplicar el nuevo cronograma de bajas para las embarazadas y lactantes, desde el pasado 1 de julio, en relación al riesgo laboral de estas situaciones.

"Quiere retrasar los períodos para dar la baja, y en lugar de concederlo en la semana 26, o la que corresponda, se pasa a la 32 o más. Esto, supone tener a las embarazadas trabajando hasta seis semanas más de lo que lo venían haciendo, con los consabidos riesgos y dificultades para asumir el trabajo dentro de los servicios sanitarios", explican desde Satse.

En definitiva, si una embarazada con 26 semanas de gestación puede optar al riesgo por embarazo en el mes de julio, la mutua lo retrasará a la semana 32, es decir, cuando sea 1 de septiembre.

OBJETIVO, NO PAGAR

La intención de Ibermutuamur, según los representantes sindicales, va destinada a que la embarazada, en vez de ir a la mutua, vaya al médico de primaria o al ginecólogo y será a éste a quien le pida la baja.

"Por tanto, no será por riesgo laboral, ya que eso le corresponde a la mutua, sino por patologías relacionadas con el embarazo ya que es evidente la imposibilidad de trabajar con ese avanzado estado de gestación. Así, la mutua se libra de pagar, mejorando su cuenta de resultados económicos, dejando que pague la Seguridad Social", apuntan.

En este sentido, indican que la mutua sabe "que la embarazada no puede protestar ante la Seguridad Social, viéndose obligada a ir al juzgado. Para cuando determinen los tribunales si le dan la razón a la reclamante, las necesidades de descanso y cuidados que precisa una embarazada ya habrán prescrito".

Satse asegura que se han mantenido reuniones dentro del Comité de Salud y Seguridad Coordinador del Servicio Murciano de Salud, abriendo una mesa de debate sobre esta cuestión, donde participaba la Administración, la Inspección de Trabajo, la Mutua, y la parte social. El compromiso era debatir hasta llegar a un acuerdo entre las partes, pero la mutua ha tomado la decisión unilateral de aplicar este criterio.

Desde SATSE, "instamos al Gerente del SMS a que no permita este desvarío por parte de una empresa a la que se contrata para que gestione las prestaciones a embarazadas y lactantes. La compañía se erige en la autoridad sanitaria y no lo es. Del mismo modo le pedimos que convoque una reunión urgente, solo con los miembros natos de este comité para determinar acciones contra esta voladura de los derechos de las mujeres trabajadoras que están en situación de embarazo o lactancia".

Consulta aquí más noticias de Murcia.