El diputado Ángel Escobar ha presentado el Programa de Escuelas de Verano.
El diputado Ángel Escobar ha presentado el Programa de Escuelas de Verano. EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE ALMERÍA

El diputado de Bienestar Social, Igualdad y Familia, Ángel Escobar, ha presentado el Programa Provincial de Escuelas de Verano 2016, que ya "se ha consolidado en Almería, fruto del esfuerzo de los técnicos de la Diputación y el personal de los ayuntamientos", con el objetivo principal de conseguir "una conciliación importante entre la vida laboral y familiar en el cuidado de los hijos, trabajando de manera directa en la integración social".

Las Escuelas de Verano de la Diputación de Almería ofrecen "recursos lúdicos y educativos con el objetivo de apoyar a las familias trabajadoras en el cuidado de los hijos; favorecer la integración y la participación social, potenciando la cooperación; y ofrecer a los menores actividades que fomenten su autonomía y la educación en valores".

El diputado Ángel Escobar ha detallado que, en 2015, se beneficiaron de las Escuelas de Verano de la Diputación de Almería un total de 2.760 menores de 64 municipios, cuatro menos que en la edición de 2016.

Además, este verano los Centros de Servicios Sociales Comunitarios y los ayuntamientos han seleccionado a 213 monitores, contratados temporalmente para la duración de cada uno de los proyectos desarrollados. La idea del Programa de Escuelas de Verano es fijar una ratio de 15 alumnos por monitor.

Las Escuelas de Verano están dirigidas a niños de entre tres y doce años, aunque algunos municipios han ampliado la edad hasta los 14 e, incluso, los 16 años. La duración de cada proyecto también la estipula cada ayuntamiento, y, de momento, ya se han puesto en marcha 58 escuelas de verano. Las doce restantes comenzarán a lo largo del mes de julio.

El programa está financiado por las tres partes implicadas en el mismo. Por un lado, la Diputación de Almería aporta 96.000 euros, los ayuntamientos entre 700 y 3.100 euros, en función de unos criterios variables, como el número de menores atendidos en las escuelas, y las familias abonan una media de 35 euros por niño y proyecto. La cantidad se puede modificar si las familias optan por los servicios de aula matinal y comedor ofertados en algunos municipios.

RESERVA DE PLAZAS A FAMILIAS EN RIESGO DE EXCLUSIÓN

Para garantizar el acceso al servicio de todas las personas, cada escuela reserva el diez por ciento de sus plazas a familias en riesgo de exclusión social, que pueden acceder al programa de manera gratuita. También "los niños con capacidades diferentes pueden realizar todas las actividades" organizadas en las Escuelas de Verano, que "trabajan desde la inclusión social", según ha destacado el diputado Ángel Escobar.

Las actividades programadas en cada una de las 70 Escuelas de Verano que la Diputación de Almería pone en marcha durante los meses de julio y agosto se engloban en tres grandes grupos: deportes, talleres de música, teatro o manualidades en la naturaleza, y tareas de refuerzo escolar y apoyo educativo.

Los ayuntamientos participantes en el programa ponen a disposición de los menores sus instalaciones, como centros guadalinfo, salones sociales, espacios culturales, pabellones deportivos o piscinas municipales. Aquí, los niños que asisten a las Escuelas de Verano participan en aulas de habilidades sociales, cursos de natación, talleres medioambientales o proyectos de animación a la lectura, entre otros.

NOVEDADES

La novedad de esta edición es que se han programado nuevas propuestas, especialmente dirigidas a los menores de mayor edad, como un taller de cocina, clases de zumba y aeróbic, un curso de percusión, dos proyectos de robótica e informática, y un cinefórum.

El diputado de Bienestar Social, Igualdad y Familia, Ángel Escobar, ha destacado la "buena acogida y valoración" que tiene este programa desarrollado en los trece Centros de Servicios Sociales Comunitarios de la provincia de Almería, entre los municipios incluidos en su radio de actuación.

Consulta aquí más noticias de Almería.