El expresidente de la Diputación de Toledo, el 'popular' Arturo García-Tizón, ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha defendido el proyecto turístico para el yacimiento de Ciudad de Vascos que ideó su equipo de Gobierno en la pasada legislatura, una intervención ante los medios en la que ha pedido la dimisión del presidente actual, el socialista Álvaro Gutiérrez, por "abandonar un proyecto que contaba con todas las bendiciones".

García-Tizón ha querido salir al paso de las "mentiras" vertidas a su juicio por el actual Gobierno provincial al respecto de este proyecto, asegurando en primer lugar que no iba a costar cerca de 6 millones "tal y como se ha dicho una y otra vez", ya que a la Diputación "no le iba a costar más de 2,5 millones".

Como "segunda mentira", ha contestado a las afirmaciones de que "no había expediente, sino muchos mini expedientes" realizadas por el equipo de Gobierno, argumentando que había "muchos departamentos de la Diputación involucrados y cada uno fue elaborando su parte del proyecto", que era "tan complejo" que derivó en una Comisión de Coordinación en la que estaban sentados la Junta, la UCLM y Ecologistas en Acción.

Ha continuado indicando que sí que el proyecto contaba con declaración de impacto ambiental, sí que tenía autorización de navegación por parte de la Confederación Hidrográfica del Tajo y sí que tenía un estudio económico, según el cual "en 25 años se recuperaría la inversión y sería financieramente sostenible".

En su opinión, la intención de Álvaro Gutiérrez de paralizar estas obras responden a que "quiere lavar su conciencia" tras el "fraude electoral" por el cual está gobernando, a lo que ha sumado "su incapacidad". "Le viene grande el proyecto y no es capaz de acabarlo", ha dicho.

DECLARACIÓN DE URGENTE OCUPACIÓN

Arturo García-Tizón se ha referido a la decisión del Gobierno autonómico de autorizar la urgente ocupación de los terrenos que ahora está anulada por el Tribunal Superior de Justicia, argumentando que esa decisión se tomó debido a que los propietarios de los terrenos donde se iba a ubicar uno de los embarcaderos, -familiares de la ex delegada del Gobierno de Cospedal en la comarca de Talavera, Soledad Luqui-, pidió "mucho dinero" pese a que en un primer momento había dicho que cedería cerca de dos hectáreas para su uso.

"Nos pidió de pronto mucho dinero, una cantidad exorbitante, lo que nos sorprendió. Entonces instamos a una declaración de urgente ocupación, la Junta lo entendió y lo hizo", ha justificado.

Además, ha afeado al actual Gobierno regional que haya acatado la decisión del Tribunal Superior de Justicia sin haber peleado, ya que según ha dicho "se podía haber transformado la urgente ocupación en una expropiación ordinaria, ya que ya estaba fijado el justiprecio".

En todo caso, García-Tizón ha señalado que el PP recuperará el Gobierno de la Diputación y todos los proyectos que ahora Álvaro Gutiérrez "está echando para atrás" se retomarán y serán finalmente culminados por un Gobierno de los 'populares'.

Consulta aquí más noticias de Toledo.