Quique Peinado
El periodista Quique Peinado, en Zapeando. La Sexta

Hace pocas semanas se reveló que miles de cuentas de Twitter habían sido hackeadas, la mayoría por piratas informáticos que las usaban para difundir contenidos pornográficos.

La última víctima de esta práctica ha sido el periodista y humorista Quique Peinado, uno de los colaboradores del programa de La Sexta Zapeando, que vio cómo su cuenta en la red social cambiaba su foto de perfil y comenzaba a publicar imágenes subidas de tono, junto a enlaces de páginas para adultos, como adelantaba Vertele.

El propio afectado se enteraba del hackeo por las redes sociales, pues recibió hasta 55 mensajes en su Whatsapp avisándole de lo que estaba sucediendo, según él mismo contaba con humor una vez recuperada la cuenta.

"A las 21 me he ido a dormir a mi hijo y a las 22 salgo y no solo me han hackeado la cuenta: han hecho una noticia", se soprendía Peinado sobre la velocidad de los acontecimientos.

El periodista asociaba el hecho con una serie de cuentas de Twitter que había reportado como spam y que podrían estar relacionadas con el hackeo.

Hace pocos días le ocurría lo mismo al periodista Ignacio Escolar y antes, al presentador Arturo Valls. Aunque no fue el mismo caso, incluso personalidades como Katy Perry sufrieron recientemente la pérdida de control sobre sus cuentas en favor de piratas informáticos.