Explosivos de la Guerra Civil
Explosivos de la Guerra Civil hallados en Esplegares y Torremocha del Campo. GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha desactivado cuatro artefactos explosivos procedentes de la última Guerra Civil, que fueron localizados en los términos municipales de Esplegares y Torremocha del Campo, en la provincia de Guadalajara.

Tres de los artefactos se localizaron cuando una persona que se encontraba en el paraje denominado Cerrada Redonda del término municipal de Esplegares, localizó tres granadas de mortero originarias de laGuerra Civil, ha informado la Delegación el Gobierno.

El otro artefacto se localizó en el término municipal de Torremocha del Campo, tratándose de un proyectil de artillería de 75 milímetros de diámetro. El mismo se encontraba en buen estado de conservación y fue hallado por un agricultor cuando se encontraba trabajando con un tractor en un terreno de labor.

Explosión controlada

Ante la aparición de este u otro tipo de munición, el ciudadano debe abstenerse de desplazarlo, modificarlo, o manipularlo, debido a su peligrosidad Hasta ambos lugares se desplazó un Equipo de Búsqueda y Localización de Artefactos Explosivos (EBYL) de la Guardia Civil de Guadalajara, que recabó información precisa sobre el estado de conservación y características de los explosivos.

Tras realizar estas actuaciones, la Guardia Civil de Guadalajara dio aviso al Servicio de Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil (SEDEX), con base en la localidad madrileña de Valdemoro, para que se hiciese cargo de los objetos.

Una dotación de este Servicio se trasladó al lugar de los hechos y se hizo cargo de los artefactos, que fueron trasladados a una cantera cercana, donde se realizó su explosión controlada, adoptando todas las medidas de seguridad necesarias, ya que todos ellos mantenían toda su carga explosiva y sus elementos de ignición.

Desde la Guardia Civil se recuerda que, ante la aparición de este u otro tipo de munición y/o artefacto explosivo, deben abstenerse de desplazarlo, modificarlo, o manipularlo, debido a su peligrosidad, debiendo limitarse la actuación del ciudadano a comunicar dicha incidencia en el Puesto de la Guardia Civil más cercano o comunicarlo al teléfono de urgencias 062 y a señalizar la zona para evitar accidentes.