Reyes (2d) en la cooperativa San Isidro.
Reyes (2d) en la cooperativa San Isidro. EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE JAÉN

Acompañado por el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno y la alcaldesa de la localidad, Esther Ulloa, ha podido conocer las instalaciones de esta empresa, que tiene una facturación media anual de 148.000 euros y distribuye higos y brevas a distintos puntos del territorio nacional, como Barcelona, Málaga, Valencia o Sevilla, entre muchos otros.

Más de un centenar de socios aportan a esta cooperativa la producción de sus higueras, un árbol muy característico del paisaje de esta pequeña localidad del Parque Natural de Sierra Mágina que convive con el olivar, por lo que el cultivo de higos y de brevas supone un complemento de renta para agricultores y familias de este municipio.

"El cultivo de la breva en Jimena es un ejemplo de cómo cultivos alternativos y complementarios al olivar pueden ser una fuente de riqueza para una pequeña localidad como ésta y para nuestro mundo rural", ha apuntado.

Por ello, según ha explicado, desde la Diputación se ha "apostado en los últimos años por promocionar este fruto a través de la Muestra de la Breva, que ha permitido dar a conocer este producto a otras localidades jiennenses" en el marco de la estrategia Degusta Jaén"

La cooperativa de San Isidro cuenta desde 2014 con nuevas instalaciones de 375 metros cuadrados ubicadas en el polígono industrial de esta localidad, "una nueva sede impulsada con el apoyo del Consistorio de Jimena y adaptada a las necesidades de sus socios, ya que ha contribuido a facilitar en gran medida la manipulación y venta de brevas e higos desde este municipio", según ha finalizado Reyes.

Consulta aquí más noticias de Jaén.