A través de un comunicado, la portavoz de Participa, Susana Serrano, ha valorado la medida al ser esa zona "un auténtico caos" y apuesta por "ampliar la peatonalización y garantizar la accesibilidad en el centro". Sin embargo, critica que el Ayuntamiento se centra en una medida "estrella en vez de apostar por solucionar los graves problemas de accesibilidad que existen en todo el centro".

Además, recuerda los dos acuerdos del Pleno tomados en los últimos meses, relativos a la puesta en marcha de un plan de accesibilidad universal y a una plataforma única de acerado en las calles del Casco Antiguo con problemas de accesibilidad.

Indica que o el presupuesto es "totalmente insuficiente o no se han establecido bien las prioridades ante los problemas de accesibilidad que ya tiene el centro". Serrano agrega que la actuación en la Macarena supone "más un lavado de cara que una solución ante los problemas de movilidad que existen en la ciudad", apostando por limitar el tráfico para residentes en la calle San Luis.

En este marco, señala que el Ayuntamiento de Sevilla había destinado para este año 600.000 euros para los gastos de accesibilidad y medidas para el peatón, mientras que "el plan de la Macarena costará 423.000 euros".

"No sólo no van a resolver los problemas de accesibilidad de la zona, sino que va a crear una nueva plaza dura sin sombras y que las altas temperaturas dejarán sin uso en época estival. Sevilla ya ha aprendido a golpe de cemento que esta no puede ser la manera de tratar los espacios públicos", ha alertado Serrano. Además, detalla que la mitad del presupuesto se destinará a "pavimentar 1.500 metros cuadrados con granito, frente a apenas 13.000 euros que se invertirán en mobiliario urbano y ajardinamiento".

"ACTUACIONES ELECTORALISTAS"

Según asegura, la aprobación de la remodelación de la Macarena se realiza "a solo unos días de las elecciones y se anuncia junto a otras dos grandes actuaciones como son la reurbanización de la plaza de la calle Juan Antonio Cavestany y la rehabilitación del Pabellón Real en el parque María Luisa para la instalación del museo Bellver". "Es impresentable usar el presupuesto municipal y a la Gerencia de Urbanismo simplemente para buscar más votos en las elecciones del domingo", ha lamentado la portavoz de Participa Sevilla.

Además, según la formación emergente, estos anuncios son "totalmente electoralistas porque su ejecución dependerá de que finalmente se consignen nuevas partidas presupuestarias en 2017". "Para la actuación en el Pabellón Real se tendrán que destinar 1,3 millones más el próximo año, así como 760.000 euros para las obras del parque de Cavestany", matiza.

Por otro lado, ve "desproporciandas" las actuaciones en la calle Juan Cavestany ya que considera que esa plaza no necesita una reurbanización completa "pues está cerrado al público y tal y como se planificó, aunque sí es necesario mejorar el equipamiento para, tener más sombra o juegos de niños y zonas deportivas". "Pero parece excesivo gastar 860.000 euros en rehacer una obra que fue planificada siguiendo las políticas de plazas duras", ha reconocido Serrano.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.