otras alternativas como que la catalogación

del cien por cien del

conjunto industrial para lo que "han tenido un año".

Ranera ha observado que el consejero municipal de Urbanismo, Pablo Muñoz, es "laxo" en sus decisiones y en "negociar con la propiedad" y ha indicado que "si hubiera traído un acuerdo de permuta lo habríamos visto con buenos ojos y se hubiera catalogado el cien por cien".

En declaraciones a los medios de comunicación ha recalcado que Muñoz

"no puede decir que nosotros derribamos Averly, cuando en un año no ha hecho los deberes y está fuera de plazo para presentar una opción a la que pedimos garantía jurídica", por lo que ha justificado la petición de informes que avalen la alternativa de ofrecer otros suelos a los propietarios para salvar todo Averly.

Al respecto, ha recordado que esa alternativa de ZEC conlleva

una modificación del Plan General de Ordenación

Urbana (PGOU) "sin saber de qué suelo se trata. No tiene sentido".

También le ha sugerido a Muñoz que en la gerencia de Urbanismo de esta tarde "retire" del orden del día la concesión de licencia de derribo porque "ya está fuera de plazo". Ha agregado que este asunto "no tiene que generar tensión y hay que hablar con la propiedad sobre la permuta, pero que no diga que somos los culpables porque no es verdad".

Por último, ha dicho que en el tiempo que se abre de negociación con los propietarios "se puede generar una nueva

oportunidad y yo creo que a la propietarios no les interesa vivir un ambiente incómodo y tener problemas con la ciudad. A mi no me gustaría" y le indicado a Muñoz que "primero se tiene que creer que es el consejero municipal de Urbanismo".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.