Juan Esteban Palenzuela durante la rueda de prensa
Juan Esteban Palenzuela durante la rueda de prensa EUROPA PRESS

El año hidrológico, que comprende desde el 1 de octubre de 2015 hasta el 30 de septiembre de 2016, podría concluir en la Región de Murcia como el segundo o tercero más seco desde que se hacen mediciones si durante los meses del verano llueve por debajo de lo normal, según ha hecho saber el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Juan Esteban Palenzuela.

Y es que todo apunta a que el trimestre correspondiente a julio, agosto y septiembre va a ser "más seco y caluroso de lo normal", según Palenzuela, quien ha explicado que la Región de Murcia ha registrado unas precipitaciones de 147 litros por metro cuadrado desde el 1 de octubre de 2015 hasta el 20 de junio de 2016, lo que supone el 61 por ciento del valor normal para el mismo periodo, por lo que representa un carácter pluviométrico "muy seco".

De hecho, el periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2015 y el 20 de junio ha sido el quinto periodo más seco de la serie de datos (1941-2016). El más seco fue el registrado en el mismo periodo del año hidrológico 2013-2014, con 107 litros por metro cuadrado. Si en los meses de julio, agosto y septiembre lloviera lo normal, el año hidrológico 2015-2016 "terminaría con carácter muy seco".

Sin embargo, si llueve incluso por debajo de lo normal, la Región podría registrar el segundo o tercer año hidrológico con precipitaciones más escasas del periodo de referencia, y llegará a alcanzar el récord solo porque el año de 2013-2014 "registró datos muy por debajo de lo normal", según ha insistido Palenzuela.

En este sentido, Palenzuela ha recordado que los meses de noviembre y abril fueron húmedos, octubre y marzo fueron normales, enero y mayo fueron secos, mientras que diciembre y febrero fueron muy secos. Durante los primeros veinte días de junio se ha registrado en la Región tan solo un día de lluvia, que ha dejado una precipitación media de un litro por metro cuadrado. Las precipitaciones estuvieron acompañadas por actividad tormentosa y localmente con granizo. Suponiendo que no lloviera más, el carácter del mes sería muy seco.

El hecho de que la primavera haya sido muy seca y el verano también se prevea seco puede contribuir a un mayor riesgo de incendios forestales, porque "la masa forestal, que es el combustible" presenta unas condiciones propicias, según Palenzuela. Ha explicado que la AEMET no hace predicciones sobre la actividad tormentosa, pero ha señalado que previsiblemente será más seco de lo normal y, aunque seguro que se producirán tormentas, "habrá pocos episodios de inestabilidad".

BALANCE DE TEMPERATURAS

El delegado territorial de la AEMET ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa de presentación el balance climatológico estacional correspondiente a la primavera, que concluyó en la madrugada del pasado martes y en el que la Región de Murcia registró una temperatura "normal", con una media de 15,1 grados centígrados, que coincide con la temperatura media respecto al periodo de referencia 1981-2010.

No obstante, la primavera 2016 ha sido, con 15,1 grados centígrados, la más fría de los últimos tres años, tras dos periodos, 2014 y 2015, que resultaron muy cálidos. El mes de marzo, con una temperatura media de 12,1 grados centígrados, fue frío; abril, con una temperatura media de 15,2 grados centígrados, fue cálido, y mayo, con una temperatura media de 17,9 grados centígrados, fue normal. Las anomalías respectivas fueron de -0,6 grados centígrados, +0,6 grados centígrados y -0,2 grados centígrados.

Durante este trimestre destacaron cuatro episodios cálidos correspondientes a los primeros días de marzo, últimos de marzo, mediados de abril y últimos días de mayo, y se observaron dos episodios fríos: del 5 al 23 de marzo y prácticamente toda la primera quincena de mayo.

El día más cálido, con la temperatura media más alta, fue el 28 de mayo, y el más frío, temperatura media más baja, el 7 de marzo. Las temperaturas máximas más altas, en promedio, se registraron el 25 de mayo, aunque la máxima absoluta se observó el día 22 de mayo en Abanilla, con 34,7 ºC. Las máximas más bajas se observaron los días 8 y 10 de marzo, con valores que no superaron los 2,1 ºC en Inazares, Moratalla.

Las mínimas más bajas se produjeron los días 8 y 10 de marzo en el embalse de Valdeinfierno, con -5,0 ºC. Las mínimas más altas fueron el día 28 de mayo, en el que la temperatura no bajó de 19,0 ºC en Águilas. Durante la primera quincena del mes de junio, las temperaturas han sido más cálidas de lo normal, en especial las máximas, con anomalías en el observatorio de Murcia por encima de los tres grados centígrados.

Las temperaturas máximas del día 13 de junio superaron los 40 ºC en distintos puntos de la Región, y alcanzaron 41,5 ºC en Abanilla. En el observatorio de San Javier, la máxima de 36,6ºC es el segundo valor más alto para el mes de junio desde 1946, junto al 29 de junio de 2012, y después de los 36,9 ºC del 28 de junio de 2012.

BALANCE DE PRECIPITACIONES

La precipitación total media en la Región de Murcia, entre marzo y mayo de 2016, fue de 67 litros por metro cuadrado. Este valor supone el 75 por ciento de la mediana, con lo que el periodo tuvo un carácter pluviométrico seco. El mes de marzo tuvo un carácter pluviométrico normal, abril fue húmedo y mayo, seco.

Durante este trimestre se acumularon precipitaciones superiores a 100 litros por metro cuadrado en zonas de las comarcas del Noroeste, Sierra Espuña y Altiplano, y la máxima precipitación acumulada fue de 163,7 litros por metro cuadrado en el Morrón de Sierra Espuña. Donde menos precipitación se acumuló fue en el litoral sur, con valores inferiores a los 20 litros por metro cuadrado.

Se dieron precipitaciones en forma de nieve los días 5, 7 y 21 de marzo en pedanías altas de la comarca del Noroeste y Sierra Espuña, acumulándose hasta 5 centímetros de nieve en El Campo de San Juan, Moratalla, el día 7.

Los principales episodios de precipitación estuvieron acompañados por

actividad tormentosa, Uno de ellos tuvo lugar del 19 al 22 de marzo, con una precipitación máxima diaria de 33,0 litros por metro cuadrado en la estación de Librilla el día 21, con intensidades elevadas en el observatorio de San Javier, donde se acumularon 8 l/m2 en diez minutos ese mismo día.

Entre los días 4 y 5 de abril se registró otro de estos episodios, con precipitaciones generalizadas, llegando a acumularse 83,4 l/m2 en Totana 'La Carrasca'. De ellos, 73,4 l/m2 cayeron en 24 horas, precipitación máxima diaria registrada en el trimestre.

Otro episodio tuvo lugar entre el 5 y el 12 de mayo y se puede destacar, como cantidad significativa, 19,4 l/m2 en Calasparra el día 6 y las intensidades registradas el día 10 en Lorca y Puerto Lumbreras, puntos en los que en tan solo diez minutos se acumularon 7,4 y 8,6 l/m2 respectivamente. El día 12 de mayo las precipitaciones en el observatorio de Murcia estuvieron acompañadas por granizo menudo.

DESCARGAS ELÉCTRICAS Y VIENTOS

Por otro lado, en el periodo marzo, abril y mayo se han observado 12 días con tormenta; 2 días en marzo, 4 en abril y 6 en mayo, ligeramente por debajo de la media del periodo 2000-2015 (18 días). El número total de rayos registrados, 206, está muy por debajo del valor medio, 1008 rayos para el trimestre. El día de mayor actividad eléctrica fue el día 9 de mayo, con 72 rayos.

Por su parte, los principales episodios de viento durante este trimestre tuvieron lugar el 10 de marzo, con vientos fuertes en amplias zonas de la región y rachas que alcanzaron los 84 Km/h en Mula y los 81 Km/h en Águilas. En abril destacó el episodio de vientos fuertes de noreste en el litoral de los días 18 y 19, en los que el observatorio de San Javier registró 68 km/h de racha.

Consulta aquí más noticias de Murcia.