Pablo Hasel
Pablo Hasel EUROPA PRESS

Tras ser detenido y quedar en libertad con cargos por presuntas agresiones a periodistas en la Universitat de Lleida, el rapero Pablo Hasel ha afirmado que los Mossos d'Esquadra le aseguraron que tenían que tomarle declaración a instancias de la Audiencia Nacional "por comentarios contra la monarquía y por denunciar torturas y asesinatos a manos de la Policía".

En un comunicado ante este último arresto, Hasel ha asegurado que los Mossos aludieron a la gran cantidad de seguidores que tiene en las redes sociales, "como si eso aumentara la gravedad del delito".

Sobre lo ocurrido en la UdL, el rapero ha señalado: "Entraron los periodistas empujando con agresividad para grabarnos y ante su acoso, se les pidió por las buenas que pararan. Como siguieron, se respondió con cuatro leves empujones y lanzando un poco de agua a las cámaras".

"Una vez más, la Policía me hace el culpable de absolutamente todo lo sucedido. No sorprende cuando hace poco me multaron con 500 euros acusado de organizar una manifestación anarquista a la que acudí como solidario por los detenidos de la 'operación Pandora", ha subrayado.

Hasel fue condenado en 2014 por la Audiencia a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo al pedir en sus canciones el asesinato de políticos.

Consulta aquí más noticias de Lleida.