El granizo provoca inundaciones y balsas de agua en las calles de Soria

  • En pocos minutos el granizo cubrió las calles de la ciudad.
  • La Escuela Oficial de Idiomas vió cómo se inundaba su planta baja.
  • Los agricultores temen por la recolección de la uva y el girasol.
  • CONSULTA AQUÍ LAS NOTICIAS DE SORIA
Aspecto del suelo tras la intensa tormenta de granizo. FOTO: Mª Jesús Borjabad
Aspecto del suelo tras la intensa tormenta de granizo. FOTO: Mª Jesús Borjabad
Mª Jesús Borjabad
En menos de diez minutos las calles de Soria capital se cubrían ayer de un manto blanco. Sobre la una del mediodía el cielo comenzaba a descargar con intensidad
el granizo que dejaba calles embalsadas y problemas en los tejados de varios edificios.

El edificio que acoge la Escuela Oficial de Idiomas se llevaba la peor parte. La intensidad de las precipitaciones impidieron que el canalón interior conectado al el colector de la calle pudiera desalojar tal cantidad de agua. De este modo comenzó a rebosar y a introducirse en la planta baja de la construcción inundando los despachos correspondientes a la Conserjería y a la Dirección del centro.

"Hemos sacado de 30 a 40 cubos de agua pero no ha sido necesario suspender ninguna clase" explicaba el director de la Escuela Oficial de Idiomas, Jesús Bozal. "Es la tercera vez que ocurre y será preciso ampliar el colector" señalaba.

Once llamadas al 085

El parque de bomberos de Soria recibió once llamadas por la mañana solicitando ayuda. La mayoría como consecuencia de canalones atascados que desviaban agua a los tejados o por la inundación de galerías. Los bomberos también intervinieron desatrampando rejillas tapadas que provocaron la formación de balsas de agua en el cruce entre la carretera de Logroño y la Calle Santo Tomé, en la calle Nicolás Rabal, Condes de Gómara o en la Avenida de la Constitución.

Un camión y dos vehículos ligeros salieron del parque para resolver estos percances y en previsión de que pudiera ocurrir algo más importante.

"Los problemas con los que nos hemos encontrado no han sido de mucha gravedad" informaban desde el cuerpo de bomberos de Soria. En el resto de la provincia también ha llovido pero sin que haya sido precisa, en ningún caso, la intervención de los bomberos.

La preocupación de los agricultores

Los agricultores, por su parte, miran al cielo y temen ahora que el pedrisco o la lluvia puedan afectar a los cultivos aún por recolectar como el girasol y la uva. Sin embargo, desde la organización agraria Asaja, no tienen constancia de que ninguna comarca se haya visto afectada por la tormenta de ayer.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE SORIA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento