Omar Mateen
Imagen de Omar Mateen, el principal sospechoso de la matanza de Orlando. CBS

La exmujer del supuesto autor de la matanza en el club homosexual de Orlando (Florida, EE UU), que causó decenas de muertos y heridos, declaró que no era una "persona estable" y que la maltrataba.

"No era una persona estable", declaró la exesposa al diario The Washington Post bajo condición de anonimato porque teme por su seguridad tras la masacre supuestamente cometida por su exmarido, identificado como el estadounidense de origen afgano Omar Mateen.

"Me golpeaba. Venía a casa y empezaba a golpearme porque la colada no estaba acabada o cosas así", afirmó la mujer, que conoció al sospechoso hace ocho años en internet y decidió mudarse a Florida para casarse con él en marzo de 2009.

Al principio de los pocos meses que estuvieron casados, "él parecía un ser humano normal" hasta que se tornó violento, indicó, al precisar que su marido no era muy religioso y hacía ejercicio en el gimnasio con frecuencia.

Según la exesposa, el presunto asesino no dio nunca señales de haberse radicalizado, poseía una pistola de bajo calibre y trabajaba como guardia en un centro de delincuentes juveniles.

De acuerdo con la mujer, la familia de Mateen procedía de Afganistán, pero él nació en Nueva York y se mudó posteriormente a Florida con sus familiares.

Solicitó entrar en la Academia de Policía

La exmujer de Omar Mateen, identificado como el responsable de la matanza de la madrugada de este domingo en un club nocturno de ambiente gay en Orlando (Florida), ha asegurado este domingo ante los medios de comunicación de que su exmarido quería ser agente de la Policía.

En rueda de prensa, Sitora Yusufiy ha asegurado que en el pasado, Mateen había trabajado como agente correccional en un centro de delincuentes juveniles y que había presentado una solicitud para entrar en la Academia de Policía, según declaraciones recogidas por el diario estadounidense 'Los Angeles Times'.

Si bien anteriormente el diario 'The Washington Post' explicaba que Yusufiy y Mateen se casaron en 2009 y se divorciaron en 2011, muchos medios aseguran que sólo estuvieron juntos unos cuatro meses, durante los cuales había sido agredida y aislada de su familia.

"Corté de raíz con él, he bloqueado absolutamente todo", ha explicado, según 'L.A. Times', antes de añadir que ella misma cree que Mateen estaba "mentalmente enfermo" y que probablemente esto haya tenido más que ver que sus creencias religiosas con el tiroteo del domingo, que se ha saldado con al menos 50 muertos y más de medio centenar de heridos.