El Departamento de Sanidad del Gobierno vasco iniciará el próximo lunes la V Encuesta de Salud del País Vasco, que marcará el futuro de la sanidad vasca. Así, 5.200 familias, unas 15.000 personas en total, decidirán las estrategias a seguir por parte del Departamento.

Los resultados de esta encuesta, que no se conocerán hasta dentro de unos meses, serán determinantes en las futuras acciones que se llevarán a cabo. "Es una herramienta imprescindible para que los profesionales sanitarios podamos adoptar medidas para la promoción y mejora de la salud", explicó Gabriel Inclán, consejero de Sanidad.

La encuesta abarca tres grandes áreas de preguntas. En primer lugar, el estado de salud de la población , en el que se pregunta a las familias sobre su cómo ven su nivel de salud, qué enfermedades padecen, si tienen algún tipo de incapacidad, etc.

En segundo término, los hábitos relacionados con la salud, como la dieta, la práctica de actividad física o el consumo de alcohol, tabaco o drogas.

Por último, la consulta se centra en la utilización que hacen de los servicios sanitarios y su valoración acerca de ellos.

En anteriores ocasiones, la encuesta sobre la salud de Euskadi ya ha tenido un papel importante en las actuaciones de la Sanidad. Por ejemplo, en el año 1990, se implantó en Euskadi la asistencia dental gratuita para niños "después de haber detectado esa necesidad en la primera encuesta, en 1987", señaló el consejero.

Otro caso concreto es la implantación del Programa de Atención Precoz del cáncer de mama, tras mostrar los datos de 1992 que el sólo 30% de las mujeres de entre 50 y 65 años en los dos años anteriores.