Tener que viajar al parque nacional homónimo de Tanzania y escalar casi seis kilómetros de montaña, 5.895 metros para ser exactos, no ha sido ningún problama para un grupo de amigos del municipio murciano de Molina, que conquistaron el píco más alto del Kilimanjaro.