Radar de tramo de la Avenida de Córdoba
El nuevo radar de tramo situado en la Avenida de Córdoba. JORGE PARÍS

El primer radar de tramo en zona urbana de España empieza a multar en Madrid. El Ayuntamiento de la capital ya ha anunciado que el dispositivo instalado en la Avenida de Córdoba, entre la Glorieta de Cádiz y la calle Tolosa Latour, funcionará normalmente a partir de este miércoles y que sancionará a los vehículos que circulen por el tramo a más de 50 kilómetros por hora.

Su funcionamiento es sencillo: en la entrada del tramo se colocan cámaras, que toman imágenes de las matrículas y registran la hora exacta de paso. Al final del tramo, otro equipo audiovisual toma otra imagen para identificar el mismo número de matrícula, y se registra la hora exacta de salida. Con estos datos, un dispositivo calcula la velocidad media durante el recorrido. Si se supera el límite permitido hay sanción.

El Consistorio ya ha explicado que se trata del primer radar de regulación de tráfico en el que se ha aplicado el nuevo protocolo de actuación municipal, «que no tiene voluntad recaudatoria y cuyo objetivo es informar y concienciar a la conductores antes de sancionarles». Y es que el nuevo radar de la Avenida de Córdoba, que controla un tramo de 1.031 metros de longitud, ha permanecido durante 40 días en «periodo de información preventiva», durante el cual no se ha sancionado a los conductores que han superado el límite de velocidad.

Entre el 23 de abril y el 26 de mayo se detectaron 158.448 tránsitos por este tramo en los que fue superada la velocidad de 50 kilómetros por hora en 2.195 ocasionesEl Gobierno municipal ha comunicado que entre el 23 de abril y el 26 de mayo se detectaron 158.448 tránsitos por este tramo en los que fue superada la velocidad de 50 kilómetros por hora en 2.195 ocasiones (55 veces de media al día). El nuevo procedimiento incluye el envío de cartas informativas personalizadas ante la puesta en marcha de cualquier nuevo sistema automático de regulación de tráfico. Dentro de este periodo de información preventiva, los conductores han recibido cartas informándoles de que han superado los límites de velocidad, incluyendo número de matrícula, fecha y hora en la que los vehículos hayan sido detectados.

La carta informa al conductor de la fecha en la que entra en vigor la fase sancionadora, de forma que pueda ser consciente de esa circunstancia y corregir tal conducta antes de la puesta en marcha definitiva. Este nuevo protocolo, asegura el Ayuntamiento de la capital, se enmarca dentro del objetivo estratégico del Área de Medio Ambiente y Movilidad, que ha renovado el sistema de prevención, mediación y gestión de mutas de tráfico «con la idea de prevenir la imposición de sanciones y concienciar sobre la responsabilidad individual en el mantenimiento de la seguridad» en calles y carreteras de la ciudad.

Según el Consistorio, la instalación del radar de tramo en la Avenida de Córdoba pretende servir como medida preventiva de accidentes ante la alta siniestralidad registrada en la zona desde 2010: el atropello a un niño de 8 años, una colisión con resultado de muerte de una joven de 18 años y una salida de la vía en el que también hubo un fallecido.

2016: más cinemómetros

  • Radares fijos. En la capital, el Ayuntamiento cuenta actualmente con 27 radares fijos, 14 en túneles y 13 en superficie. Los dos últimos –La Paz y Santa María de la Cabeza– entraron en funcionamiento en el pasado mes de febrero.

  • Puntos de control de semáforo. También este año se han instalado ya seis nuevos puntos de control de semáforo, que sancionan al conductor que rebase un semáforo en rojo. Ya hay 32 dispositivos de este tipo y se instalarán nueve más antes de final de año.

  • Menos multas. Madrid capital registró 2.099.475 infracciones de tráfico en 2015, casi un 6% menos que en 2014 (2.230.468), según un informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) elaborado con datos oficiales municipales.

Consulta aquí más noticias de Madrid.