coti y sus dulces melodías
‘Gatos y Palomas’ es su último álbum después de vender 300.000 copias de su anterior trabajo en directo.
El buen rollo en los directos del argentino Coti hace que quien acuda a verle, no se arrepienta. Creador de canciones tan pegadizas como Nada de esto fue un error u Otra vez, Coti se encuentra en uno de los momentos más dulces de su carrera.

Primero productor y ahora artista, el argentino acaba de lanzar su último trabajo en solitario, Gatos y palomas, un disco al que está dedicando una intensa gira de presentación por todos los rincones de la geografía española.

Precisamente ese tour es el que le lleva mañana hasta Chiva, localidad inmersa estos días en el bullicio de sus fiestas patronales.

El artista entonará los 14 temas de este último álbum, canciones grabadas en directo, con todos los músicos en el estudio.

Tras el éxito de su anterior disco, el artista argentino intentará hacer disfrutar a todo su público con este cuarto trabajo; sin embargo, no faltarán viejos y sonados temas, como Nada de esto fue un error o Antes que ver el sol.

Corta trayectoria

Hace apenas cinco años, Coti comenzó su aventura musical con un trabajo homónimo como carta de presentación en solitario. Le siguió Canciones para llevar y Esta mañana y otros cuentos, un disco en el que contó con importantes colaboraciones como la de Julieta Venegas, Paulina Rubio, Ismael Serrano y Josemi Carmona de Ketama. Mañana por la noche, guitarra en mano, Coti intentará ganarse los aplausos de su público.

Coti Sorokin, natural de Rosario, comenzó a estudiar guitarra y teoría musical cuando aún era un crío. Mientras estudiaba en la Facultad de Humanidades y Artes formó el grupo Luz Mala. En Buenos Aires conoció a Javier Calamaro y comenzó a componer para otros artistas y producir discos. Sin embargo, en 2001 se dio cuenta de que lo suyo era ser cantautor.

* Recinto junto al instituto de Enseñanza Secundaria Marjana. Chiva. Mañana, a las 0.00 horas. Gratis. Más: 962 520 006. Gratis.

De productor y compositor ajeno, a artista

Coti compuso canciones para otros hasta que en 2002 decidió tirarse a la piscina, debutando con un disco homónimo. Después, el tema Nada fue un error le convertiría en un héroe de la radiofórmula

Después de trabajar muchos años componiendo para otros, el cantautor argentino copó las listas de ventas de todo el mundo gracias a temas como Nada de esto fue un error. Ahora, con Gatos y palomas, Coti pretende superar las 300.000 copias de su anterior trabajo. En esta ocasión, el artista afirma que  se mete «en temáticas a las que antes no les había cogido la medida, pese a que siempre me preocuparon». Por ejemplo, en El inmigrante, canción que relata la historia de sus abuelos. De hecho,  el cantante destaca que llegó a ser el ilegal más famoso de este país.