Gillian Anderson
La actriz Gillian Anderson como nueva James Bond. @GillianA

Daniel Craig está decidido a no repetir como Bond, tan firme se mantiene en su posición que incluso ha rechazado una oferta millonaria. Y ya se sabe, cuando se trata de buscar a un sustituto para ser el nuevo agente 007, los medios y las redes sociales inician sus debates y especulaciones. Uno de los más recientes, el que Gillian Anderson, la actriz de Expediente X, fuera la sucesora de Craig. Una mujer Bond.

La idea surgió a través de Twitter, con algunos de los admiradores de la actriz expresando su deseo y con el hashtag #NextBond. Para ellos, Gillian sería una elección fantástica. Sin embargo, la iniciativa no tuvo mayor repercusión hasta que la propia actriz retuiteó un póster hecho por uno de sus fans y que la enmarcaba en la iconografía inconfundible de la saga: "Gracias por todos vuestros votos! (Y lo siento, no sé quien ha hecho este póster pero me encanta!)". El citado cartel también se acompañaba con un texto que le ponía nombre a la agente: "Es Bond, Jane Bond".

Es lo que tiene Internet y las redes sociales, que el tema menos pensado, y desde cualquier parte del mundo, puede llegar a globalizarse y a adquirir en pocas horas categoría de noticia. Prácticamente todos los medios se hacían eco de la ocurrencia, el que Gillian Anderson y por extensión, una fémina, pudiera ser la nueva Bond. Al hecho se le sumó otra actriz, la estrella de Bollywood Priyanka Chopra, protagonista también de la serie Quantico y elegida Miss Mundo en el año 2000, y que al ser preguntada por la revista británica Complex sobre si le gustaría ser "chica Bond", ella respondió que nada de eso, que a ella lo que le gustaría es ser el agente Bond. Emilia Clarke, Daenerys en Juego de tronos, también se ha apuntado a la lista de candidatas y además eligiría a DiCaprio como "chico Bond".

Más allá del posible debate sobre si una agente 007 sería un atentado contra el espíritu de la obra y las hazañas del personaje creado por Ian Fleming en los 60, la noticia ponía nuevamente sobre la palestra el debate sobre la igualdad entre sexos, y si las mujeres también puedan erigirse en estrellas de los personajes principales del cine de acción. En el fondo, todo depende de la rentabilidad en taquilla.

La todopoderosa Marvel se ha lanzado a adaptar a la gran pantalla la mayoría de sus superhéroes, pero hasta ahora ha tenido sus reticencias para dar luz verde a una película protagonizada por una superheroína. La viuda negra, pese a estar encarnada en Los Vengadores y la saga de Capitán América por Scarlett Johansson, todavía no tiene filme propio.

En el otro lado de la moneda, la aventura cinematográfica de Wonder Woman de DC Comics, con su presentación en sociedad con Batman V Superman: El amanecer de la justicia, llegará a los cines en junio de 2017. Por su parte, Paramount y DreamWorks Pictures confían igualmente en una buena acogida para la adaptación del célebre manga Ghost in the Shell, precisamente con Scarlett Johnasson como protagonista.

Indiana Jones o Terminator en femenino

El pasado año, la Emperatriz Furiosa encarnada por Charlize Theron hizo sombra al mismísimo Mad Max en Furia en la carretera; la agente Ilsa Faust, interpretada por la actriz sueca Rebecca Ferguson, fue toda una revelación dándole la réplica al agente Ethan Hunt (Tom Cruise) en Misión imposible: Nación secreta. Por no hablar de Rey (Daisy Ridley), probablemente ya el personaje más carismático de la nueva saga de Star Wars.

De alguna manera, y con mayor o menor fortuna, algunos de los personajes más famosos del cine de acción han tenido su versión femenina. Basada en los videojuegos, la Lara Croft de Angelina Jolie nos recordaba al aventurero Indiana Jones —y la oscarizada Alicia Vikander será quien la retome en las nuevas entregas previstas—; también Angelina Jolie como la agente Evelyn en Salt fue comparada con Jason Bourne; Conan tuvo a Red Sonja (Brigitte Nielsen) en El guerrero rojo en los ochenta; y Terminator tuvo su propio cyborg femenino programado para matar en Terminator 3 en las carnes de Kristanna Loken.

El mismo agente Bond tuvo una posible competidora, en los años 60, con la adaptación de los cómics de Modesty Blaise; aunque su andadura empezara y acabara entonces con una única aventura cinematográfica, protagonizada por la italiana Monica Vitti, y que fue muy mal recibida en taquilla.

Heroínas icónicas del cine de acción

Las heroínas de acción, tradicionalmente, no lo han tenido nada fácil para atraer a los espectadores, pero también han logrado algunos de los iconos más perdurables. Alice (Milla Jovovich) en Resident Evil, Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) en Los juegos del hambre o Kate Beckinsale en Underworld. Los directores Tarantino y James Cameron han potenciado personajes femeninos duros y fuertes, puras supervivientes, como la novia (Uma Thurman) en Kill Bill; o en el caso de Cameron, la teniente Ripley (Sigourney Weaver) aún más sólida con Aliens (1986) y Sarah Connor (Linda Hamilton) con Terminator 2, o en Avatar con la presencia de Michelle Rodriguez, una notable guerrera.

Contundentes también han sido la actriz afroamericana Pam Grier en los thrillers setenteros, Carrie Anne-Moss en la saga Matrix, Anne Hathaway como Catwoman en El caballero oscuro: La leyenda renace, Jennifer Gardner encarnando a la Elektra de Marvel, Eva Green en 300: El origen de un imperio, Anne Parillaud en Nikita o una jovencísima Chloë Grace Moretz en Kick Ass. Y muy reconocidas como estrellas del cine de acción las asiáticas Michelle Yeoh, malaya de origen chino; la estadounidense de origen chino Lucy Liu; la actriz china Zhang Ziyi o la japonesa Meiko Kaji en The Lady Snowblood.

Pero, ¿Qué pasa con el nuevo agente 007? De momento, es el londinense Tom Hiddleston (Loki en Thor, o La cumbre escarlata de Guillermo del Toro) quien se perfila para ser el próximo que pronuncie la mítica frase, y que volverá a ser la de "Bond, James Bond".