De ello ha informado la Autoridad Portuaria de A Coruña en un comunicado, en el que precisa que la empresa solicita una concesión por un plazo de 50 años, en el nuevo muelle de 300 metros de longitud que se está construyendo en Punta Langosteira.

La concesión incluye 5.000 metros cuadrados de superficie terrestre y 1.900 metros cuadrados de lámina de agua para el atraque de buques, si bien la lámina de agua y 3.000 metros de la parcela podrán ser utilizados también por otros operadores.

Serán de uso exclusivo por Alcoa los 1.300 metros cuadrados en los que construirá su terminal, formada por un sistema de almacenamiento de alúmina y las instalaciones auxiliares. Dicho sistema estará conectado al muelle mediante una tubería subterránea por la que se canalizará la descarga de la alúmina.

El traslado de Alcoa, ha destacado la Autoridad Portuaria, se suma al de otros operadores que ya cuentan con concesiones en el Puerto Exterior, como son Terminales Marítimos de Galicia, Pérez Torres, Galigrain y Hormigones Carral, corroborando así las buenas prestaciones que ofrece Punta Langosteira, donde ya se han superado los dos millones de toneladas de mercancías cargadas y descargadas.

Asimismo, ha destacado que supone un paso muy importante en el proceso de liberación de espacios en el puerto interior. Con la marcha de Alcoa, en el muelle de Batería solo quedarán unos silos de cemento, que están sin uso desde hace años, y una nave de la Autoridad Portuaria, por lo que el traslado de Alcoa supondrá de facto la liberación de este muelle de cualquier actividad portuaria.

Con respecto al muelle de Calvo Sotelo, están avanzadas las conversaciones para que también se concrete el traslado de los actuales concesionarios.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.