Sólo un baño para todo el colegio
El colegio Martiricos, conocido como El Mapa, tiene aún sus reformas sin rematar. (Francis Silva)

Los alumnos de Infantil de la escuela Martiricos, junto al parque de Bomberos del barrio, sólo van a disponer de un cuarto de baño, el que usan normalmente sus educadores, cuando el curso dé comienzo el próximo lunes porque aún no se han terminado las reformas.

«Nos han dicho que las clases las van a tener listas, pero que no va a dar tiempo para los cuartos de baño», relata Esther Sepúlveda, la madre de una de las pequeñas que está matriculada en el centro.

Desde la escuela, han fijado un plazo mínimo –hasta el miércoles, 19 de septiembre– para que estén terminadas las obras, pero esta madre no llevará a su pequeña de tres años el primer día de clase: «No lo haremos hasta que esté arreglado. Había restos de obra en el suelo con los que podría hacerse daño», recalca.

La Delegación de Educación ya ha instado al Ayuntamiento –encargado de realizar los trabajos– para que todo esté listo el lunes.