Chuletón
  www.hotelbandolero.com

Comer demasiada carne no sólo es malo para la salud, también es perjudicial para el planeta, según un grupo de científicos.

A nivel mundial, la actividad agrícola genera cerca de un quinto de las emisiones totales de gases de efecto invernadero y la producción de ganado tiene particularmente un impacto elevado, debido a la gran cantidad de metano generado por el ganado.

El promedio de consumo de carne es actualmente de 100 gramos por persona al día
De hecho, los rumiantes como las vacas son responsables de hasta un 25 por ciento de las emisiones de metano producidas por las actividades humanas, incluida la ganadería, y científicos británicos quieren cambiar la dieta de esos animales, para hacerla más digerible, en beneficio del cambio climático.

En un escrito para la revista médica británica The Lancet, Tony McMichael, de la Universidad Nacional de Australia en Canberra, y John Powles, de la Universidad de Cambridge, señalaron que el promedio mundial de consumo de carne podría recortarse de forma realista en un 10 por ciento.

Esto ayudaría a la lucha contra el calentamiento global y también recortaría los riesgos para la salud asociados con el excesivo consumo de carne roja, dijeron.

El promedio global de consumo de carne es actualmente de 100 gramos por persona al día, pero hay una variación muy importante entre las poblaciones que registran un alto y un bajo consumo.