Los alrededores del santuario de la Fuensanta amanecieron ayer, un día después de la romería, cubiertos por 48.000 kilos de basura, y 92 operarios del Ayuntamiento se dedicaron a recogerla y a limpiar la zona. El Consistorio destacó que la mayoría de los desperdicios se depositaron en bolsas de basura y confirmó que el concierto del monte se cambiará de fecha y de ubicación para el próximo año, como ya publicó 20 minutos.