De normalidad, nada de nada. Si es que que haya una avería en el servicio de Cercanías de Barcelona en hora punta no se ha convertido ya en algo normal.

Una avería en el sistema de electrificación de la vía de salida en el tramo Sants-Plaça de Catalunya ha obligado a modificar esta mañana el servicio en las líneas C-1, C-3 y C-7.

Hacia las doce de la mañana las tres líneas han recuperado su recorrido habitual.

Se ha encontrado un posible punto de riesgo en la catenaria que podría haber derivado en una avería grave

El secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, aseguró el lunes que hoy volvería la normalidad a las líneas de Cercanías una vez restablecidad la circulación entre L'Hospitalet y Plaça Catalunya pero no ha sido asó porqué a las 9 de la mañana ha habido la enésima avería.

Se resolverá a las 11

La previsión es que a las 11 horas pueda quedar restablecido el tránsito entre Sants y Plaça Catalunya, según ha anunciado en Catalunya Radio el gerente operativo de Adif en Barcelona, Joaquín Zaforas.

Sin embargo para que los trenes de las diferentes líneas afectadas pasen a su hora se tardará todavía un tiempo.

Zaforas ha explicado que se ha interrumpido la circulación de trenes en esas líneas porque "se ha encontrado un posible punto de riesgo en la catenaria entre Sants y Plaça catalunya que podría haber derivado en una incidencias grave".

Los pasajeros de las líneas afectadas deben coger los trenes de la línea 4, que llevan más de un cuarto de hora de retraso
Ante este riesgo, Renfe y Adif han decidido cortar la circulación. La única línea que circula entre las dos estaciones barcelonesa es la C4 que une Manrensa con Sant Vicenç de Calders.

Hasta que no se repare el problema no se sabrá lo que lo ha causado, según ha indicado Zaforas.


Alternativas

Los trenes de la línea 1 están saliendo y llegando a la estación de Francia en Barcelona; los de la línea 3 finalizan e inician su recorrido en la estación de Sant Andreu-Arenal donde los pasajeros tienen que continuar su viaje cogiendo un tren de la línea 4, que está llegando a las estaciones con un cuarto de hora de retraso.

Finalmente el servicio de la línea 7 comienza y acaba en la la estación de Montcada i Bifurcació y allí los viajeros deben coger la línea C-4.

Renfe ha activado su servicio de información al viajero a través de megafonía en las estaciones afectadas y en los trenes que disponen de megafonía centralizada.