Victoria Beckham
Victoria Beckham. (EFE). EFE

El mundo del glamour y de la moda es lo suyo. Victoria Beckham sigue disfrutando de su nueva vida americana lo máximo posible y mientras su marido se entrenaba ayer en Los Ángeles con su equipo, ella viajó hasta Nueva York donde se celebró la semana de moda. Y tan en serio se lo tomó que durante su estancia en la ciudad de los rascacielos llegó a cambiar tres veces de modelo en tan sólo doce horas.

La Spice Girl no quiso dejar pasar esta oportunidad para lucir sus mejores galas y ante la duda lució tres modelos, cuenta el periódico ´The Sun´ en una información recogida por OTR/Press, todos de firma, durante su estancia en Nueva York.

Así, la cantante comenzó el día con un vestido de terciopelo verde y negro, para ir a la presentación de la nueva colección de Oscar de la Renta. Allí fue el centro de todos los flashes y miradas y ocupó la primera fila para no perderse ni un sólo detalle del desfile, tras el cual declaró: "podría irme ahora mismo a los vestuarios y probármelo todo".

Y parece que tenía ganas de cambiar de ropa porque a las pocas horas posaba de nuevo ante las cámaras con otro vestido, de Herve Leger y luciendo piernas, en una pequeña recepción que la organización de la semana de la moda ofreció a los famosos que acuden a los desfiles, obsequiándoles con un coctel.

Por último, la cantante abandonó la ciudad con un nuevo modelo muy colorido, que quizás era más cómodo para viajar que el que eligió para la fiesta.