Los grados más demandados se encuentran en Ciencias de la Salud, las Sociales y Jurídicas

Las Ciencias de la Salud crecen en solicitudes y gozan de buena empleabilidad.
Las Ciencias de la Salud crecen en solicitudes y gozan de buena empleabilidad.
ARCHIVOS

Por un lado tenemos la demanda laboral, las necesidades de las empresas, la empleabilidad, y en el otro la vocación, siempre armada por el entusiasmo... En líneas generales las carreras más demandadas por los estudiantes no parecen ajustarse a las que tienen actualmente una mayor salida laboral. Es un hecho: en ocasiones existe un cierto desequilibrio. La única excepción son las Ciencias de la Salud, que van en aumento (aunque muy reforzadas por los grados de psicología) cuyas perspectivas laborales pueden ser más altas en la mayoría de las disciplinas.

El informe La Universidad en Cifras, publicado en 2015 por la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas constata: «En el conjunto de los estudios se incrementa el peso de la rama de Ciencias de la Salud y el de Humanidades, y cae notablemente el de Ingeniería y Arquitectura, en el que la crisis del sector de la construcción ha reducido drásticamente las expectativas de empleo de algunas de sus titulaciones». Preocupa especialmente la disminución global de la demanda en carreras de ingenierías (excepto en informática y electrónica) y en Ciencias. Las Artes y Humanidades mantienen una posición estable con ligeros incrementos.

Las tres titulaciones más estudiadas en el sistema universitario son Administración y Dirección de Empresas, Derecho y Educación Primaria. Si al concepto de empleabilidad sumamos otro, el de la vocación, la ecuación cambia. Escoger una carrera exclusivamente por su perspectiva laboral no es el mejor camino, afirman los expertos. Puede que la vocación no lleve aparejada esa promesa –que siempre es una predicción– de encontrar un empleo justo al finalizar los estudios, pero contiene en sí misma las competencias transversales y la motivación necesaria que puede marcar la diferencia. La energía que abrirá las puertas, la proactividad, mantras modernos entre los responsables de recursos humanos.

Según los últimos datos, Medicina, Veterinaria, Enfermería, y Ciencias de la Vida se encontrarían entre las que han aumentado su demanda por parte de los estudiantes españoles y, por tanto, muchas de ellas con notas de corte altas (acceso a la universidad). Los grados que acaban cursando los alumnos son principalmente de Ciencias Sociales y Jurídicas, seguidos de Ingenierías y Arquitectura, según el Instituto Nacional de Estadística.

Sin embargo, las titulaciones de doble grado, como Matemáticas y Físicas, son las que tienen una nota de corte más exigente. La demanda laboral en las profesiones STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) sigue creciendo en España y Europa, pero estas opciones no se corresponden con un aumento de matriculaciones universitarias, que llevan años en descenso, y solo un 5,8% del total de estudiantes de grado, por ejemplo, se matricularon en Ciencias en 2013/14.

En el podio de las carreras más demandadas también se encuentran los grados de Periodismo o Comunicación Audiovisual, seguidos por los relacionados con el deporte, algunas Ingenierías, Economía o Relaciones laborales, entre otras. Han aumentado los Estudios Asiáticos y Traducción e Interpretación. Entre las carreras menos demandadas, dentro de las más solicitadas, están las relacionadas con Agricultura, Ganaderías y Pesca o Trabajo Social y Orientación. Carreras del ámbito de la biotecnología, robótica y criminología están a su vez ganando interés.

Las titulaciones relacionadas con Ciencias de la Salud son las que atraen a los estudiantes con mejores notas. La vocación sigue siendo la preferencia entre los alumnos. En el modelo europeo la universidad aspira a convertirse en un espacio para producir profesionales, gente preparada que debería poder insertarse en el mercado laboral con los conocimientos óptimos. La universidad se encuentra en una clara tendencia encaminada a primar los conocimientos prácticos y profesionales. En España, más de la mitad de los estudiantes escogen las Ciencias Sociales y Jurídicas, marcando distancia con Ciencias de la Salud, que está en el 12%, y Ciencias, con un 5,95%. Existen distintos grados que ofrecen a priori un mayor rendimiento laboral si este es el enfoque principal.

Los graduados en Medicina, Óptica y Optometría y Ciencias Actuariales y Financieras están entre ellos, según el último informe de inserción laboral de los estudiantes universitarios del Ministerio de Educación, basado en los datos de empleabilidad de los egresados que terminaron sus cursos en 2009/2010.

Multiplican sus posibilidades de encontrar empleo, con unas tasas de inserción entre el 92 y 84%. No obstante, parte de estos nuevos graduados puede que se vean obligados a emigrar, sobre todo en Medicina, por las dificultades reinantes en la especialización práctica.

Por su parte, el mercado laboral español está demandando carreras relacionadas con Informática, Matemáticas, Estadística, etc, mientras que en Humanidades, Artes y Derecho, la oportunidad laboral supera por poco el 50%, en parte por saturación, pero también porque el sector público había absorbido tradicionalmente a parte de estos egresados, y durante la crisis las ofertas se han visto reducidas. Según los datos del INE, Ingeniería en Electrónica y las Ingenierías Automáticas y de Electrónica Industrial (0% de tasa de paro) son otras de las que ofrecen mayor empleabilidad.

Las Filologías Árabes y Francesa, las diplomaturas en Navegación Marítima, junto a Historia, las que menos. En mala posición están titulaciones en Turismo y la Ingeniería Técnica Forestal. Entre los sectores más demandados por las empresas, concluye otro informe de Adecco, se encuentran además el de Administración de Empresas y Finanzas, Ingeniería Informática e industrial, Marketing y Comercio y Enfermería. Otro de los factores a tener en cuenta es la posible internacionalización del futuro empleado, el estudiante que junto al conocimiento hoy básico en idiomas pueda adaptarse a las tendencias globales y optar por empleos en países que requieran sus conocimientos.

De aquí a 2020, según un estudio del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, las profesiones con mayor proyección serán enfermería, directores de operaciones, desarrolladores de aplicaciones de software, especialistas en medicina y cirugía, auditores y técnicos contables, junto a consultores de dirección y analistas de sistemas y programadores.

Los estudiantes de máster aumentan

Si ponemos el foco en las solicitudes de los alumnos, un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, destaca que además de Medicina y Psicología, uno de los grados más demandados en la Comunidad de Madrid es el de Ingeniería Aeroespacial, muy solicitado como primera opción en los formularios de la Politécnica.

La demanda de titulados en Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas crecerá en Europa un 14% hasta 2020, según el Centro Europeo para el Desarrollo de la Vocación Profesional. Esto contrasta con otro estudio de la Universidad de Cambridge sobre las aspiraciones laborales de los jóvenes españoles: Ingeniero (22%), Probador de videojuegos (18%), Diseñador gráfico (10%), Policía (10%) y Chef (6%) estaban entre las profesiones más deseadas. Continúan en aumento las dobles titulaciones, con un acceso más difícil, como Periodismo y Relaciones Internacionales, ADE y Derecho, o Farmacia y Nutrición. Estas carreras dobles están ganando en proyección al conseguir alumnos más versátiles y mejor formados.

laboratorio

Otro dato destacable es que el número de estudiantes que cursan un máster se ha incrementado en un 52% entre 2012 y 2015 en las universidades privadas, mientras que en la pública disminuyeron en un 2,8%, según un informe de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). El crecimiento en los centros privados se explicaría por la creencia que dichos lugares ofrecen mejores índices de empleabilidad.

El número de estudiantes en las universidades públicas ha descendido un 7,3%, según el Ministerio de Educación. El precio de los másters sería 3 veces mayor al de los grados, y hay discusión sobre si el descenso de matriculaciones se debe a una menor población universitaria o al acentuado aumento de las tasas.

Alrededor del 40% de los universitarios cambiaría de titulación si volviera repetir sus estudios, según el Barómetro de empleabilidad y empleo de los universitarios en España 2015, un dato relacionado con las posibilidades de empleo y la sobrecualificación.

Sin embargo, la empleabilidad depende de muchos factores. El mercado es impredecible. Hoy las profesiones más buscadas son especialista en Big Data, Ingeniero Logístico, Controllers (dedicados al control financiero de las empresas) o Desarrolladores de Negocio en Empresa Digital, asegura el informe Los Más Buscado de la consultora Spring Professional. Pero nadie puede asegurarnos que esto será así en unos años.

«Algunas de las mejores universidades del mundo, como la de Oxford, no buscan formar profesionales, sino personas con reflexión crítica y capacidades, y curiosamente son las que cuentan con una mayor tasa de empleabilidad», explica el experto en educación superior José Ginés Mora. «Sea cual sea el grado que elijan, yo les diría que trabajen, que aprendan, que sean muy activos, que viajen, que se metan en líos, y tendrán su recompensa», añade.

Las demandas de grados son variables, y las modas por las profesiones evolucionan junto al espíritu de los tiempos. Un estudio de Círculo Formación asegura que 8 de cada 10 jóvenes españoles aún no sabe qué grado universitario escogerá. Ello se debe en parte a la gran oferta formativa, la gran coincidencia en gustos que dificultan el acceso, y unas tasas de matriculación en aumento. Todo apunta a que esta oferta crecerá con el nuevo modelo 3+2.

La presión social o familiar no debería ser nunca un factor determinante para escoger una carrera. «Aunque socialmente consideramos que hay algunas carreras sin salida, mi principio sería que intentes elegir algo que te guste, porque si haces eso será más fácil que la cosa te vaya bien, al final esta salida tendrá mucho que ver con tu entusiasmo y tu capacidad de trabajar», explica Jordi Mir, profesor del Departamento de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra y miembro del Observatorio del Sistema Universitario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento