Batería
Mya Le Thai, de la Universidad de California en Irvine, muestra la batería que han inventado. UCI

Científicos de la Universidad de California en Irvine han descubierto una batería que dura 400 veces más que las baterías actuales. Y lo han hecho por un accidente.

Los investigadores estaban trabajando en encontrar una alternativa a las actuales baterías de litio. La idea era hallar una opción más segura, ya que las baterías de litio son inflamables y muy sensibles a la temperatura.

Empezaron a trabajar con nanocables de oro, miles de veces más delgados que el cabello humano, pero que son altamente conductores. No obstante, su fragilidad no los hacía aptos, porque se rompían en los procesos de carga.

Hasta que la casualidad solucionó el problema. "Mya (Le Thai, miembro del equipo) estaba jugueteando y lo cubrió todo con una fina capa de gel antes de empezar un ciclo de carga", dijo Reginald Penner, del Departamento de Química de la Universidad de California.

"Descubrió que usando este gel de electrolitos, podía someterlos a ciclos de carga y descarga cientos de miles de veces, sin que perdieran sus capacidades", dijo Penner.

Así, si las baterías actuales mueren a los 5.000 ciclos, estas pueden durar hasta 200.000. Al parecer, la sustancia con la que recubren los nanocables plastifican el óxido metálico y les da una flexibilidad que les evita la fractura.

El problema ahora es encontrar una sustancia más barata que el oro. El uso de este material imposibilita que se comercialice en gran escala, por su precio. Por ahora, se plantean el uso de níquel.