La crisis y la falta de oportunidades laborales han provocado que el deseo de emprender crezca entre los jóvenes españoles. Si hace cinco años los estudios apuntaban que el 70% quería ser funcionario, una encuesta presentada este miércoles reduce ese porcentaje al 25%. Ahora son más, el 26,8%, quienes tienen pensado crear o ya han creado su propio negocio. O varios, como es el caso de Tomás Santoro, quien en ocho años ha fundado cuatro empresas, con una plantilla total que roza el medio centenar de personas.

"La clave es el trabajo. Trabajo, trabajo, trabajo", repite este madrileño de 35 años. "Hay una frase que dice que cuando emprendes te tienes que dedicar a ello no full time sino full life. Es una forma de vida. Tienes que estar con la empresa en la cabeza 365 días al año 24 horas al día", asegura. "Yo soy un enamorado del kitesurf y cuando estoy en el agua estoy pensando en cómo hacer esto o lo otro. Estás como con un doble cerebro", agrega al responder cómo compagina esa implicación con su vida personal. "Compensa porque persigues tu sueño", continúa.

Este ingeniero informático lanzó su primera empresa en 2007. En ese momento trabajaba en una entidad bancaria, algo que no le llenaba. La petición de un amigo de su padre para que le creara un portal de empleo le abrió las puertas a otro mundo: "La gente se enteró, empezó a encargarme que le hiciera páginas web y de ahí comenzaron a pedirme temas de marketing. Llegó un momento en el que ganaba más dinero así que en el banco. Y tuve que decidir". No le costó mucho dejarse guiar por las ganas de cumplir su sueño. "Siempre pensé que si no me iba bien tendría la oportunidad de volver a hacer lo que estaba haciendo", recuerda.

Siguiendo los consejos de El libro negro del emprendedor, lo primero fue buscar socios. "Cuando emprendes es vital no estar solo. Vas a pasar por muchos problemas y es bueno que alguien te ayude", comenta. Así, con ese respaldo, surgió bocetos.com. Esta agencia de marketing online, posicionamiento y diseño web alcanza hoy una facturación de 100.000 euros mensuales.

Claves del éxito

Uno de los factores a los que Tomás atribuye ese triunfo es precisamente al hecho de haber conseguido involucrar "a dos socios como Jon [Iglesias] y Manuel [Fernández], que son buenísimos". Ambos se han quedado a cargo de la agencia, mientras Tomás se centra en SumaCRM, su cuarta obra. Porque otra de las claves por las que cree que bocetos.com funciona es porque estuvo "al 100% en los detalles, que es sin duda donde está la diferencia". Insiste así en la necesidad de una dedicación exclusiva. Considera que el no haberse volcado con Totómbola, su plataforma de sorteos online, es el motivo por el que está a punto de desaparecer. El cuarteto de proyectos lo completa Onlinemedia, una productora de vídeos corporativos.

Una empresa tiene que ser generosa, transparente, favorecer la meritocracia y escuchar a su genteEste joven suma un tercer factor al éxito de su opera prima: la plantilla, "un equipo que trabaje, no por la empresa, si no para ser los mejores en lo que ellos quieran". "El que venga aquí tiene que tener una gran pasión por su área", señala, lo que debe combinarse con motivación e incentivos. "Intentamos evitar la palabra jefe y tener un sistema completamente desjerarquizado", apunta, sentado frente a una de las mesas que hay en la sede de SumaCRM. En la oficina, formada por dos habitaciones conectadas a través de una puerta amplia, no hay despachos.  "Una empresa tiene que ser generosa, transparente, favorecer la meritocracia y escuchar a su gente", manifiesta.

En aras de esta transparencia, este joven ha decidido ir contando en un blog los pasos que está siguiendo con esta cuarta sociedad para alcanzar también con ella el reto de los 100.000 euros al mes. SumaCRM comercializa software para gestionar la relación con los clientes y maximizar las ventas. Con un año de vida, ya tiene unos 6.500 usuarios y un ritmo de crecimiento mensual del 20%, lo que a Tomás le lleva a estimar que pueden alcanzar su objetivo a finales de 2017.

Aprender a vender aprendiendo a ligar

Este madrileño espera que esa especie de diario sirva de ayuda a otros y, en esa línea, este fin de semana compartirá su experiencia en un evento en Alicante. El World Quondos Record va a consistir en 50 horas ininterrumpidas de ponencias sobre marketing online, retransmitidas por streaming, con la participación de 80 ponentes. Bajo el título Cómo aprendí a vender aprendiendo a ligar, él explicará que con el libro Sex Code descubrió que las estrategias para seducir  pueden extrapolarse a los negocios. Bajo ese prisma hablará de la importancia de que el emprendedor se ocupe de vender él mismo su producto.

"A mí me daba un miedo atroz llamar a gente desconocida. Empecé a coger el teléfono y según me respondían y colgaba apuntaba lo que me habían dicho", relata. A partir de ahí elaboró un "árbol de decisión" con las respuestas que iba recibiendo y el mejor contraataque para cada una de ellas. De esta forma, si volvía a recibir una de esas contestaciones ya sabía cómo reaccionar.

Se ha creado un ecosistema de ayuda entre inversores y emprendedores y entre los propios emprendedoresEn su opinión, el principal escollo a la hora de crear una empresa es "saber gestionar el riesgo". Por lo demás, dada su experiencia, considera que España es un país en el que se puede emprender con facilidad, "y cada vez más". "Ahora por ejemplo está el campus de Google. Se ha creado un ecosistema de ayuda entre inversores y emprendedores y entre los propios emprendedores", cuenta. Preguntado por la falta de financiación, principal queja de muchos de los quieren lanzar un proyecto, cita los préstamos públicos ENISA, "sin aval ni garantía personal" y "muy fáciles de conseguir". "Si las cosas van mal, los socios o los administradores no se quedan con la deuda, que responde exclusivamente al patrimonio social de la empresa", explica. Sobre las trabas burocráticas, otra queja habitual, agrega: "He creado una empresa en tres días de manera telemática". Y en su blog contó paso a paso cómo lo hizo.

Tomás desprende entusiasmo y optimismo pero no niega que durante estos ocho años ha tenido miedo en algunos momentos y ganas de tirar la toalla: "Cuando siento deseos de abandonar intento volver hacia atrás y pensar en que tengo que perseguir mis sueños. Ya lo dijo Steve Jobs en su famoso discurso de Stanford: la fórmula que a él le sirvió fue seguir a su corazón".

Más consejos para emprender

Carlos Bravo, cofundador de Quondos, completa la lista de recomendaciones para todo aquel que quiera lanzar su propio negocio. Esta empresa, dedicada a la formación en marketing online, es la organizadora del evento de Alicante.

Tener un mínimo conocimiento sobre cómo montar un negocio. Los errores en las fases iniciales son muy sencillos de corregir pero lo que requiere cambios sobre la marcha puede salir muy caro.

Formación de calidad gratisSi se es autodidacta y se dispone de suficiente tiempo hay miles de buenos contenidos y sin coste en internet.

Pocas cosas y bien hechasNo es vital sacar provecho de todas las opciones del marketing online, sino de sacarle el máximo rendimiento a las acciones llevadas a cabo.

Marketing desde el inicioNo esperar a tener la web final para hacer ruido. En una fase previa se puede colgar una página de aterrizaje en la que ir captando correos de potenciales interesados en el proyecto.

De menos riesgo a másHay que buscar proveedores de ‘dropshipping’ para tener un coste únicamente al vender. No se deben dar dos pasos a la vez. Se va más despacio pero con menos riesgo de fracasar.