Según ha informado un portavoz de Meteogalicia a Europa Press, además se han registrado temperaturas de 34,7 grados en Arnoia y de 33,6 grados en Ourense, todas en la provincia ourensana.

En la franja atlántica de la Comunidad gallega ha habido más de 30 grados en numerosos puntos del Baixo Miño, en donde también se alcanzaron los 31.

En las próximas horas se notará un cambio, ya que habrá cielos nublados y precipitaciones, aunque las mínimas ascenderán a valores más propios de la primavera, igual que las máximas, que descenderán.

Durante el fin de semana, se espera que el tiempo sea inestable, con lluvias y temperaturas con valores suaves en las mínimas y descensos en las máximas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.