Imagen del Centro de la Cultura del Rioja
Imagen del Centro de la Cultura del Rioja EUROPA PRESS

Como ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Grupo, Gonzalo Peña, "nos vemos obligados a pedir la constitución de este organismo por la insuficiente documentación entregada en la Comisión de Turismo", por parte de su titular, la concejala Pilar Montes.

"No nos ha dado detalle de los incumplimientos, ni se han aportado las facturas de los servicios prestados, no se ha aportado la justificación de las altas en la Seguridad Social de los trabajadores, ni la cualificación de los empleados en la guardería del centro, ni la justificación del número de peregrinos que han pasado", ha dicho.

En este sentido, Peña ha considerado que Cambia toma la iniciativa "para hacer una fiscalización que no se ha hecho por parte del equipo de Gobierno ni, específicamente, por parte de la Concejalía de Pilar Montes, que es la última responsable".

Sin embargo, ha lamentado que la edil "solamente se ha dedicado a despejar balones fuera o porque es incapar de hacer un control de la gestión del CCR o porque no hay ninguna voluntad política para llevarlo a cabo".

En concreto, ante los incumplimientos denunciados por Cambia, su portavoz ha indicado que hubo una prohibición de hacer un cotillón de fin de año, que finalmente no se celebró; en el tema económico, ha apuntado que "solo se ha aportado un presupuesto, pero sin detalles, cuando nosotros vemos imprescindible aportar las facturas".

Tampoco, ha detallado, hay aportes "de toda la documentación que se pide con respecto a la situación de los trabajadores del centro", y, en el caso de los peregrinos que han pasado, "lo que iba a ser uno de los pilares de la gestión", Peña ha dicho que "nada más han dado un número de los que han pasado, más de 9.200, pero sin ningún certificado de ningún tipo".

Especialmente crítico ha sido el portavoz de Cambia con la licencia del CCR, ya que, en sus palabras, "se tramitó una licencia básica de actividades, "pero no una licencia ambiental" que sería necesaria para hacer algunos conciertos o eventos como los que se están celebrando en la instalación "y que, en caso de haberla pedido, tampoco se la darían porque estos eventos los tienen prohibidos en el pliego".

Sin embargo, el portavoz de Cambia ha asegurado que estos grandes eventos "se siguen celebrando, porque hay quejas de los vecinos por ruidos, apertura de puertas o consumo de bebidas en la calle". Incluso ha desvelado que el Ayuntamiento está tramitando un expediente sancionador por la denuncia de un particular por ruido nocturno, tramitada en este pasado mes de abril.

Una situación, a su juicio, "que es un agravio comparativo con el resto del sector, porque se ha convertido el CCR en una mala discoteca y, además, sin haber pasado por los requisitos que han tenido que pasar los demñas locales". "Son incumplimientos muy graves, que no entendemos cómo la concejala no se ha preocupado de subsanar", ha finalizado Peña.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.