Amics de la Terra felicita al Ejecutivo autonómico por la iniciativa y por la inclusión de medidas tan necesarias para restaurar las zonas degradadas, la mayoría como resultado de la gran presión humana sobre la zona, informa la entidad ecologista en un comunicado.

Así, proponen llevar a cabo un estudio ambiental para definir la capacidad de carga adecuada que asegure la conservación del parque natural, limitar el número de visitantes para que no pase de los niveles recomendados y habilitar los aparcamientos en función de ese estudio.

Además, Amics de la Terra plantean respetar al máximo la figura de Parque Natural en lo que se refiere a la gestión de la posidonia muerta. En este sentido, propone no retirar la posidonia muerta que conserva la arena de la playa, o al menos solo retirarla en parte y siempre de forma manual, sin usar maquinaria pesada.

Según resaltan, la posidonia juega un papel decisivo para evitar la erosión de la playa. Es importante asimismo informar a los visitantes que la playa de Es Trenc, que es una playa "con un manejo más natural y sostenible que otras playas turísticas y el papel que tiene la posidonia en su conservación".