Las autoridades de Canadá ordenaron este miércoles la evacuación de grandes áreas de Fort McMurray, a unos 2.600 kilómetros al noroeste de Toronto, amenazada por incendios en los bosques que rodean la ciudad. La población, en la que viven más de 100.000 personas, es uno de los centros de la industria petrolífera del país.

La evacuación obligatoria afecta en estos momentos a 70.000 personas, lo que está causando graves problemas en las carreteras de salida de la ciudad, según informó la emisora de radio local KAOS, que añadió que se están viviendo escenas de pánico.

Varios hogares y una comunidad de viviendas móviles han sido destruidos por el fuego aunque las autoridades dijeron que no se tiene información de víctimas hasta el momento.

Al menos 12 barrios, prácticamente la mitad de la población, están bajo amenaza de los incendios forestales que se iniciaron en la noche del domingo en las proximidades de Fort McMurray.

No se tiene información de víctimasLas autoridades de la provincia de Alberta, donde se encuentra Fort McMurray, señalaron en una rueda de prensa que la situación cambió dramáticamente en la últimas horas, cuando las llamas, empujadas por fuertes vientos y temperaturas inusitadamente elevadas para esta época del año, cambiaron de dirección.

Vías fuera de la zona

Las tareas de evacuación han sido facilitadas por la apertura la noche de este martes de la autopista 63, que conecta Fort McMurray con la capital de Alberta, Edmonton, y que durante gran parte del día estuvo cerrada por las llamas.

La apertura de la autopista 63 hacia el sur permitió a unas 35.000 personas escapar hacia Edmonton, 430 kilómetros al sur de Fort McMurray. Otra 20.000 personas escaparon hacia el norte de la ciudad.

"Estamos concentrados totalmente en asegurar la seguridad de la población y sacarla de la ciudad", declaró la primera ministra de Alberta, Rachel Notley. Las autoridades también solicitaron calma y una evacuación ordenada.

Notley apuntó que la provincia está buscando locales para albergar a los miles de evacuados y que ha solicitado el envío de bomberos de otras jurisdicciones para combatir los incendios que cubren un área de 26 kilómetros cuadrados.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, colgó en su cuenta de Twitter un mensaje expresando que sus "pensamientos están con la población afectada por el incendio en Fort McMurray".

"Permanezcan seguros y recuerden seguir las órdenes de evacuación", añadió Trudeau.

Previsión meteorológica

Las autoridades de la provincia de Alberta, donde está Fort McMurray, solicitaron a Ottawa el envío de personal militar para ayudar con la evacuación, la mayor que se ha producido en la historia de la provincia.

Las autoridades también han advertido que las condiciones meteorológicas previstas para este miércoles, elevadas temperaturas y fuertes vientos, hacen prever que el incendio aumentará de tamaño.

La autoridad municipal de Fort McMurray informó de que el 80 % de Beacon Hill, uno de los vecindarios de la localidad, ha quedado destruido por el fuego.

Otros barrios también han sido afectados por el incendio pero el centro de la ciudad se ha salvado de momento de las llamas.