7 adultos y un menor de la misma familia hallados muertos en Ohio: todos con un tiro en la cabeza

  • Los autores de la masacre están en paradero desconocido
  • Algunas de las víctimas fueron ultimadas mientras dormían.
  • Se descarta el suicidio; los únicos supervivientes de la familia han sido tres niños.
Domicilio de la familia Rhoden, en Ohio.
Domicilio de la familia Rhoden, en Ohio.
Video ATLAS
Ocho miembros de una misma familia, incluido un menor de edad, han aparecido muertos en sus casas en el condado de Pike, en Ohio, en Estados Unidos. El autor o los autores del crimen están en paradero desconocido, posiblemente armados. Todas las víctimas pertenecen a la familia Rhoden y el 'modus operandi' ha puesto en alerta a los investigadores ya que todos los cuerpos han aparecido con un tiro en la cabeza.

Siete adultos y un menor de la misma familia murieron este viernes en un tiroteo en cuatro casas del condado de Pike (Ohio, EE UU) y el autor o autores de la masacre están en paradero desconocido posiblemente armados, informaron las autoridades locales.

Todas las víctimas pertenecen a la familia Rhoden y murieron de un tiro en la cabeza, algunos mientras dormían, según explicó en rueda de prensa el fiscal general de estado, Mike DeWine.

Ninguno de los muertos cometió suicidio y no se ha arrestado a ninguna persona, por lo que las autoridades consideran que el autor o autores del tiroteo huyeron posiblemente armados y representan un peligro para la comunidad y, sobre todo, para el resto de miembros de la familia.

Los únicos supervivientes del tiroteo fueron tres niños de 4 días, seis meses y tres años respectivamente, informó el sheriff del condado, Charles Reader.

"Algunas de las muertes ocurrieron durante la noche porque algunas víctimas estaban en la cama. A una madre la mataron con su hijo al lado", relató, visiblemente horrorizado, el fiscal general. Aunque las primeras informaciones apuntaban a que habían muerto niños en el suceso, el sheriff aclaró que solo una de las víctimas es menor y tiene 16 años.

Las autoridades desconocen cuál habría sido el móvil de esta masacre y, por el momento, no disponen de más información sobre el suceso.

Durante la noche

Agentes de distintos cuerpos de seguridad trabajan desde primera hora de la mañana primero en tres escenarios y después en un cuarto, todos situados en un rango de 48 kilómetros (30 millas).

"Algunas de las muertes ocurrieron durante la noche porque algunas víctimas estaban en la cama. A una madre la mataron con su hijo al lado", relató, visiblemente horrorizado, el fiscal general.

Aunque las primeras informaciones apuntaban a que habían muerto niños en el suceso, el sheriff aclaró que solo una de las víctimas es menor y tiene 16 años.

Tanto el sheriff como el fiscal urgieron a los vecinos de esta zona rural del sur de Ohio a que extremen precauciones y no salgan de sus casas, ante la "gran posibilidad" de que haya una o varias personas "armadas y extremadamente peligrosas" dispuestas a seguir matando.

"Pedimos que no se entre en pánico, pero deben tener cuidado, sobre todo los miembros de esta familia", dijo el fiscal.

"Las informaciones que estamos recibiendo de Peebles son trágicas más allá de lo comprensible. Seguiremos de cerca este suceso y el estado trabajará con las fuerzas de seguridad locales en lo que sea posible", escribió en Twitter el gobernador de Ohio y aspirante republicano a la Presidencia, John Kasich.

Interrogatorios

Las autoridades de Ohioinformaron de que están interrogando a más de 30 personas en relación a la masacre. El autor o autores de la masacre están en paradero desconocido, posiblemente armados, según la Policía.

En una rueda de prensa, el fiscal general de Ohio, Mike DeWine, informó de que se están interrogando a más de 30 personas, pero que todavía no se puede hablar de un sospechoso o de una "persona de interés", aunque se ha descartado que ninguno de los muertos cometiese suicidio.

El fiscal aseguró que no hay indicios para pensar que existe una amenaza contra el condado de Pike, donde sucedieron los hechos, aunque sí una "amenaza específica" para el resto de miembros de la familia Rhoden, de la que formaban parte los asesinados.

Por su parte, el sheriff del condado, Charles Reader, explicó que el Buró Federal de Investigación (FBI) está "en espera" para participar en el caso, pero aún no se ha implicado en la investigación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento