Valverde, El Hierro
La tranquila Valverde, capital de la isla de El Hierro. WIKIPEDIA/Mataparda

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha registrado este miércoles, pasadas las 13.30 horas, un terremoto de magnitud 4,2 en la Escala de Richter al norte de la isla de El Hierro.

El epicentro se ha situado en el mar, al norte de la capital de la isla (Valverde) y a una profundidad de 26 kilómetros.

Fuentes del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del 112 del Gobierno de Canarias han señalado que se han recibido dos llamadas de vecinos que aseguran haber sentido un temblor, pero por ahora no constan daños.

Testigos presenciales han relatado que no solo se ha sentido en varios puntos de El Hierro cómo temblaba el suelo, sino que también se han movido las estanterías de las casas.

Episodio normal propio de islas volcánicas

La presidenta del Cabildo de El Hierro, Belén Allende, ha pedido "tranquilidad" a la población. El Cabildo ha informado de que hasta el momento no se tiene conocimiento de que se haya producido algún daño personal, material o incidentes en el estado de las carreteras de la isla, a falta de una evaluación exhaustiva por parte de la institución insular.

Los herreños estamos acostumbrados a convivir con el fenómeno sismo-volcánico

En declaraciones, Belén Allende ha indicado que el seísmo, aunque ha sido ampliamente sentido por la población, forma parte de un episodio normal propio de islas activas volcánicamente como es el caso del archipiélago canario y en particular la isla de El Hierro.

"Ha sido un movimiento que ha sido sentido por la población sin crear ninguna alarma, puesto que los herreños estamos acostumbrados a convivir con el fenómeno sismo-volcánico", ha subrayado Allende.

Desde 2011, la isla de El Hierro ha sufrido miles de terremotos asociados a la erupción que se produjo ese año frente al puerto de La Restinga, la mayoría de ellos imperceptibles para la población. Hasta la fecha, esos temblores no han provocado más daños que desprendimientos en las escarpadas laderas de la isla, que en ocasiones han obligado a cerrar al tráfico algunas carreteras. 

El mayor de los seísmos registrados en esa secuencia ocurrió el 27 de diciembre de 2013, tuvo una magnitud de 5,1 y fue sentido incluso en las islas vecinas de La Gomera, La Palma y Tenerife. El movimiento de tierra fue más superficial (con foco a 15 kilómetros de profundidad) y ocasionó desprendimientos en las laderas del valle de El Golfo, que obligaron a cerrar las carreteras de Frontera a Sabinosa y del Pozo de la Salud a Lomo Negro.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.