El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha realizado este miércoles una visita a la Feria de Abril de Sevilla en la que ha coincidido durante una hora, con su homóloga en el PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

El encuentro, muy esperado por las supuestas tensiones políticas entre ambos dirigentes socialistas, ha tenido lugar en la caseta de la Cadena Ser a mediodía.

La presidenta andaluza llegó vestida con traje de flamenca y acompañada de su hijo de poco menos de un año, con el que Sánchez jugueteó durante unos momentos.

Entre la tradicional comida de Feria -chacinas, tortilla o 'pescaíto' frito, y acompañados de numerosos cargos institucionales y orgánicos del PSOE, tanto Díaz como Sánchez eran constantemente interrumpidos por los 'selfies' de los ciudadanos.

Así, se dio en varios momentos la estampa de que ambos posaban, cada uno por su lado, con quien así se lo solicitaba, con casos curiosos como el de un grupo de colegialas que dieron a Sánchez tratamiento casi de estrella pop y que veían "raro" poder tratar con él de cerca.

Finalmente, Díaz ha abandonado la caseta en torno a las 16,15 horas, reuniéndose con su marido en el exterior. Sánchez se fue poco después, tras un recorrido constantemente interrumpido por el mencionado goteo de fotos, con una programación que incluía visitas a las casetas del PSOE, CCOO y UGT.

Aparición de Teresa Rodríguez

Previo al encuentro entre los dirigentes socialistas, la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, también llegó a la caseta de la SER y departió unos instantes con Pedro Sánchez, llegándose incluso a sentar a la mesa, en la cual se mantuvo durante unos diez minutos, yéndose poco antes de la llegada de Díaz.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.