El 'lobby' empresarial Ferrmed ha vuelto a dejar patente la importancia del Mediterráneo occidental, "una de las zonas más potentes del futuro de Europa", achacando a "la falta de voluntad política" que aún no sea la nueva área de centralidad que le corresponde. Entre los proyectos más urgentes, con un horizonte para su desarrollo que no vaya más allá de 2018, destaca la conexión ferroviaria del puerto de Algeciras (Cádiz) con Bobadilla, en Antequera (Málaga), y la de Murcia con Almería.

Durante la celebración este miércoles en Málaga de la Segunda Tribuna Ferrmed, dedicada al 'Desarrollo del eje ferroviario Ferrmed (sector sur) y la emergencia del Mediterráneo occidental como nueva área de centralidad', el presidente de esta entidad, Joan Amorós, ha incidido también en la necesidad de conectar adecuadamente Almería con Málaga, que "es donde está la economía", a través de un ferrocarril por la costa y Granada con Lorca (Murcia) para tener así dos líneas de penetración hacia el centro de Europa por el este.

Una conexión ferroviaria por la costa, dirigida sobre todo a pasajeros, que Amorós plantea a más largo plazo, para el horizonte 2025-2030, mientras que las relativas a Algeciras-Bobadilla y Murcia-Almería las considera más urgentes, para 2018.

Precisamente, ha llamado la atención sobre el hecho de que no exista conexión ferroviaria entre Murcia y Almería y ha aprovechado para exigir que el Corredor Mediterráneo llegue a Almería al menos para 2018.

Tal y como ha advertido, "si no empezamos a programar estas cuestiones, no se van a hacer". Ante esto, ha instado al Gobierno a "planificar", una tarea que "le cuesta hacer", ha criticado. Y, de hecho, ha confiado en que el nuevo Ejecutivo "se moje y diga exactamente qué es lo que va a hacer".

Ha lamentado el "concepto radial del país que hay en España", ya que es un "error" pensar que "todo lo que no pase por Madrid parece que es algo de segunda clase". Cuando, según ha precisado, "todo el sector mediterráneo desde Andalucía hasta la frontera es el 50 por ciento de todo, población, PIB, exportaciones, producciones, tráfico marítimo...". "No se puede dejar esto abandonado", ha alertado.

En su defensa del Mediterráneo occidental, Amorós ha dicho que, aparte de la importancia del Benelux y de Alemania occidental, en este otro espacio "se vislumbra una gran área de centralidad debido a un tráfico creciente con Asia, que es casi cuatro veces más importante que el del Atlántico, y otro gran eje norte sur, desde Escandinavia hasta el norte de África, que recoge en Europa todas las regiones económicas locomotoras".

Precisamente, la unión de estos dos vectores de transporte clave, como son el eje que cruza Europa desde Escandinavia hasta el norte de África y el que nace del Mediterráneo hasta Asia, "es donde tenemos unas oportunidades de crecimiento impresionantes", pero, tal y como ha afirmado, "para eso hacen falta buenas comunicaciones, tanto marítimas como ferroviarias".

Se trata de "una de las zonas más potentes del futuro en Europa y es donde tenemos que procurar invertir adecuadamente, con criterios socioeconómicos y no sólo de cohesión territorial —ha aseverado— porque, al final, si no se prima la rentabilidad socieconómica, las inversiones no dan el rendimiento necesario".

GOBIERNO

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, presente en esta jornada, ha señalado, en cuanto a la conexión ferroviaria entre Murcia y Almería, que, "al llegar al Gobierno, nos encontramos unas obras muy aisladas y no conectadas unas con otras".

Para poner en valor ese corredor, se licitó el tramo del AVE Pulpí-Cuevas del Almanzora, en Almería, donde, según ha recordado, "hay un problema de impacto ecológico debido a la presencia de la tortuga mora". En cualquier caso, Gómez-Pomar ha asegurado que, "con sus dificultades, es un proyecto que va hacia adelante".

Por otra parte, ha destacado que en esta legislatura se haya establecido por primera vez un plan estratégico para el Corredor Mediterráneo, con una inversión de 6.350 millones de euros para "conseguir tener la orla mediterránea en ancho internacional y que las mercancías puedan circular a Europa sin la necesidad del cambio de ancho".

También ha mencionado el trabajo para impulsar la línea Algeciras-Bobadilla, que "es otro de los puntos esenciales"; la conexión ferroportuaria en Algeciras, Cádiz y en otros puertos para facilitar el trasiego de la descarga de buques y, además, la unión de importantes ciudades a través de la Alta Velocidad.

Se trata, ha apuntado, de "un extraordinario esfuerzo por este Gobierno para dar salida a nuestras mercancías, poner en valor nuestros puertos y apostar por el ferrocarril", del que ha dicho que "es el mejor medio de transporte que tenemos en el siglo XXI".

Alcalde de málaga

Finalmente, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha subrayado, igualmente, la relevancia del Mediterráneo andaluz, y, en el caso de la provincia malagueña, ha defendido que el puerto de la capital esté "muy bien" conectado desde el punto de vista ferroviario con el espacio logístico de Antequera, unido, a su vez, con Algeciras.

De la Torre ha lamentado que el espacio mediterráneo andaluz haya sido "muy olvidado" en las planificaciones territoriales por parte de la Junta de Andalucía, poniendo como ejemplo de ello la red de carreteras. Espera, precisamente, que "eso no se repita en lo relativo al ferrocarril".

Consulta aquí más noticias de Málaga.