La Policía Foral ha denunciado administrativamente a un vecino de Pamplona de 30 años por circular a 202 kilómetros por hora por la Autovía del Pirineo (A-21), en el término municipal de Ibargoiti, donde la velocidad permitida es de 120 kilómetros por hora.

El conductor, quien fue sorprendido el pasado domingo por un radar de la Policía Foral durante un control de velocidad, ha sido sancionado con 600 euros y con la retirada de seis puntos del carné, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

Consulta aquí más noticias de Navarra.